El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, junto al subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, y el concejal de Seguridad, José Antonio Cartón, durante la reunión.

La Policía de Ponferrada aumenta un 30% sus efectivos para reforzar la vigilancia en las calles durante las fiestas

La Guardia Civil controlará los accesos a la ciudad y todos los efectivos de la Policía Nacional de la Comisaría de la capital berciana se unen al dispositivo especial de seguridad / El alcalde y el subdelegado del Gobierno apelan a la «prudencia» y a la «responsabilidad» ciudadana para disfrutar de unas fiestas de la Encina seguras y evitar posibles rebrotes de la Covid-19

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Ponferrada apela a la «prudencia» y a la «responsabilidad» ciudadana para garantizar unas fiestas de la Encina seguras y evitar rebrotes Covid. Este fue el llamamiento realizado este jueves por el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, tras la reunión de la Junta Local de Seguridad en el Ayuntamiento, que estuvo presidida por el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, y en la que se fijó el dispositivo de seguridad que se activará «para el buen desenvolvimiento de las fiestas de la Encina que con limitaciones vamos a poder realizar este año», indicó Ramón.

La principal «preocupación» para el equipo de gobierno del tripartito es que «la gente disfrute y que las fiestas sean seguras», subrayó el primer edil, consiguiendo que «haya un seguimiento de esas medidas de prudencia individual y colectiva», subrayó el alcalde, que dejó claro que «estas serán las máximas con las que vamos a actuar en todo momento».

En cuanto a los efectivos que velarán porque se cumplan las medidas recomendades por sanidad en los diferentes actos, la Policía Municipal reforzará el número de agentes con un aumento del 30% por turno. «Prácticamente se suspenden los descansos para que todos los policías en activo puedan estar a disposición en estass fiestas», señaló el regidor. A ellos se unen un total de 41 miembros de la Agrupación Civil de Ponferrada que contarán con el apoyo de otros 10 del Consejo Comarcal del Bierzo.

Uno de los aspectos que más preocupa al Ayuntamiento es que se puedan multiplicar la celebración de 'botellones' durante las fiestas así como el control dentro del recinto ferial dado que es el lugar en el que se puede registrar una mayor concentración de personas.

En cuanto a los 'botellones',Policía Local y Nacional llevarán a cabo una actuación «conjunta y coordinada», avanzó Ramón, que pretende «evitarlos antes de que se inicien y especialmente aquellos a los que pueda acudir un gran número de personas», señaló.

Con respecto al recinto ferial, se activará un dispositivo especial que garantice en todo momento la presencia de una patrulla de la Policía Municipal, dos miembros de Protección Civil y dos bomberos «controlando que no ocurra nada, el aforo y que se guardan las distancias», explicó el primer edil. A ellos se sumará el dispositivo habilitado por Cruz Roja que pone a disposición dos ambulancias de soporte vital básico, un punto móvil de primeros auxilios y un punto sanitario avanzado, con un total de 30 voluntarios.

«Con todo ello pretendemos que la gente pueda disfrutar durante unos días después de un tiempo tan complejo y tan difícil que hemos vivido y que todavía no está superado», recordó Ramón. El alcalde insistió en realizar, por ello, un nuevo «llamamiento a la responsabilidad individual y de todos para seguir esas medidas de protección individual que al final también es protección colectiva y que básicamente las conocemos todos: el uso de la mascarilla y la distancia social para evitar que tengamos posibles brotes», aseveró.

La Guardia Civil controlará los accesos

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, anunció la presencia de todos los efectivos disponibles de la Comisaría de Ponferrada en el dispositivo especial de seguridad para las fiestas de la Encina, en el que colaborará también la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), con sede en León, en caso de que fuera necesario. Asimismo, la Guardia Civil controlará las diferentes entradas a la ciudad.

Sánchez subrayó también al existencia de 'Puntos violeta' para denunciar posibles casos de agresiones contra las mujeres. En este sentido, recordó que en la ciudad hay activos en estse momento un centenar de casos de violencia de género, 14 de riesgo medio y el resto de riesgo bajo.

Sánchez se unió al llamamiento realizado por el alcalde para que «las fiestas sean un ejemplo de alegría y diversión, pero que sean seguras», concluyó.