Ponferrada adelantará 298.000 euros a la concesionaria de los autobuses urbanos para evitar la huelga en el servicio

El concejal de Movilidad, Ricardo Miranda./César Sánchez
El concejal de Movilidad, Ricardo Miranda. / César Sánchez

Los trabajadores decidirán este viernes si desconvocan la protesta que debía arrancar el día 31

ICAL Ponferrada

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ponferrada llevará este viernes a pleno un expediente para abonar a la empresa Transportes Urbanos de Ponferrada (TUP), concesionaria de los autobuses urbanos, el pago de 298.000 euros correspondientes a la amortización de la inversión que la compañía llevó a cabo en 2010 para renovar la flota de vehículos, según explicó el concejal de Movilidad de la ciudad, Ricardo Miranda. Con este pago, siempre que reciba el visto bueno de la mayoría de ediles, los responsables del Consistorio esperan desactivar la huelga convocada por los empleados ante el impago de la nómina de septiembre.

Al respecto, la medida recibió esta mañana el visto bueno de la Comisión preceptiva antes de que el asunto llegue, en tres días, al máximo órgano de decisión municipal. Miranda, que durante estos días ha mantenido conversaciones con los representantes sindicales y con responsables de la empresa para mediar en el conflicto, confió en que esa solución sirva para que los empleados decidan desconvocar su protesta, que anunciaron ayer que arrancaría el día 31. «Espero que sí, que cuando hablen con los trabajadores se pueda llegar a un acuerdo», reiteró el edil.

Por su parte, la representante del sindicato Csif, Mari Ángeles García, confirmó que con la cantidad propuesta, la empresa dispone de dinero para hacer frente al pago de «dos o tres meses» de nómina, con lo que quedaría garantizado el abono de la correspondiente a septiembre, que se adeuda a los trabajadores, y la de octubre, que debe pagarse en los próximos días.

Una asamblea a la que están convocados todos los trabajadores del servicio decidirá el viernes por la noche, al término de la jornada laboral, si la huelga prevista se desconvoca. En ese sentido, fuentes sindicales recordaron que «el motivo de la huelga es que la empresa no paga porque no hay liquidez» y confiaron en que, una vez desaparecido el motivo, la protesta decaiga.

De cara al futuro, García valoró la «solución a corto plazo» que supone este abono, pero advirtió de los «parches continuos» sobre un servicio que se mueve desde hace seis años en la alegalidad. «El problema es que, si la empresa no tiene ingresos, en pocos meses volveremos a estar igual», aseguró, en referencia al pago del déficit de explotación que el Ayuntamiento debe abonar anualmente a la empresa, que presta el servicio «por interés general» sin que exista contrato desde el año 2012.

Al respecto, el concejal de Movilidad avanzó que el pago de ese déficit de explotación, superior al millón de euros en cada ejercicio, tendrá que sustanciarse con otro expediente que se tramitará con un procedimiento distinto al que se ha tramitado de urgencia esta semana y que será «más largo», advirtió.

Contenido Patrocinado

Fotos