Limpieza de uno de los sumideros de Ponferrada.

Ponferrada actúa de urgencia en una decena de calles para limpiar alcantarillas y sumideros atorados por las tormentas

Urbanismo evalúa el coste de una solución definitiva a las inundaciones en el paso bajo las vías de la calle Ortega y Gasset

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Ponferrada intensifican las labores de limpieza y desatasco de alcantarillas y sumideros atorados después de las fuertes tormentas caídas en la capital berciana durante los dos últimos días. Las actuaciones de urgencia se llevan a cabo en una decena de viales distribuidos en varias zonas sensibles de la ciudad, como el puente del Centenario, las avenidas del Castillo, Huertas del Sacramento, Reino de León y La Martina, las calles Cabo de Peñas, Bailén, Obispo Osmundo y Río Urdiales o la zona de la parada de taxis del barrio de La Rosaleda.

Fuentes del Consistorio señalaron que los trabajos resultan «absolutamente necesarios» tras la gran cantidad de precipitación caída en los dos últimos días, lo que produjo arrastres que saturaron la red. Por otro lado, las mismas fuentes apuntaron que el punto negro de la calle Ortega y Gasset, a su paso bajo las vías del ferrocarril, donde se embalsa el agua cada vez que llueve con cierta intensidad, tiene una «muy difícil solución», dado que los tubos de desagüe instalados en su día no tienen la sección suficiente para evacuar el agua acumulada de forma rápida.

Retirada de ramas rotas por la caída de rayos.

Según explicaron los responsables de la Concejalía, la sustitución de estas tuberías por otras de una sección mayor sería «excesivamente costosa y poco eficiente», dado que las inundaciones en ese lugar sólo se producen con carácter esporádico y se revierten «con cierta rapidez». En todo caso, los responsables de Urbanismo y Sostenibilidad Medioambiental e valúan el coste económico de esa actuación, con vistas a una solución definitiva.

Además, los operarios del Área de Medio Ambiente, con el personal de Parques y Jardines y los Bomberos de Ponferrada, trabajan para retirar las ramas rotas por la caída de rayos, que pueden representar serios peligros para las personas.