El concejal de Seguridad y el Intendente Jefe de la Policía Local presentaron el Plan de Seguridad 'Belén Navideño'. / Carmen RAmos

Ponferrada activa el 20 de diciembre el Plan de Seguridad 'Belén Navideño' que reforzará la vigilancia policial en zonas comerciales y fiestas

Un total de seis agentes por turno participarán hasta el 10 de enero en un dispositivo que involucra a todas las unidades de la Policía Local «con el fin de proporcionar mayor tranquilidad a los ciudadanos» durante las fiestas

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Ponferrada activa el próximo martes día 20 de diciembre el Plan de Seguridad 'Belén Navideño' que reforzará la presencia policial en las calles y en aquellos espacios y zonas de reunión donde puedan producirse comportamientos violentos, con la mirada puesta especialmente en las fiestas y celebraciones propias de estas fechas. «Estaremos alerta con las fiestas», indicó el Intendente Jefe de la Policía Municipal, Arturo Pereira, durante la presentación del plan que tuvo lugar este jueves en el salón de sesiones del Ayuntamiento y en que contó con la presencia del concejal de Seguridad, José Antonio Cartón.

Un total de seis policías por turno velarán por la seguridad de la Navidad en la capital berciana en un dispositivo en el participan todas las unidades de la Policía Local «con el fin de proporcionar mayor tranquilidad a los ciudadanos», indicó Cartón. Así, hasta el día 10 de enero de 2023 habrá una mayor presencia policial en las calles coincidiendo con el periodo de vacaciones escolares, la campaña de compras navideñas y los primeros días de rebajas.

Con este plan el Ayuntamiento pretende «incrementar la sensación de seguridad entre vecinos, comerciantes y clientes» garantizando «una labor preventiva, propiciando inseguridad a la vez en los delincuentes» a fin de «facilitar y favorecer la normalidad de las fiestas navideñas», subrayó el concejal de Seguridad.

La vigilancia se incrementará con patrullas a pie en las zonas peatonales, comerciales y de gran afluencia de público impulsando contactos con los comerciantes y asociaciones y una coordinación con los responsables de seguridad de los centros comerciales y el Cuerpo Nacional de Policía. En este sentido, el edil José Antonio Cartón insistió en la necesidda de que comerciantes y clientes «adopten medidas de autoprotección y que avisen ante cualquier sospecha», prestando máxima atención a las horas de apertura y cierre de los establecimientos y del reparto de mercancías, procurando no estar solos en el establecimiento y no enfrentarse a los delincuentes.

Inspección en los locales de hostelería

Asimismo, se realizarán inspecciones en los locales de hostelería para evitar la venta y consumo de alcohol por menores, el consumo de drogas y evitar que se porten armas blancas. En cuanto a la vigilancia y el control del tráfico, se establecerán controles en los actos deportivos y festivos y también de rádar y para detectar alcohol y drogas al volante. Asimismo, también se vigilará la seguridad ciudadana en las zonas rurales del municipio.

Este dispositivo está coordinado con el operativo 'Comercio Seguro del Cuerpo Nacional de Policía y se desarrollará siguiendo las directrices de la Secretaría de Estado de Seguridad de cara al reforzamiento de especial intensidad de los diferentes planes de seguridad.

Actuaciones en 2021

El plan de seguridad navideño del pasado año se cerró en la capital berciana con nueve detenidos -4 de ellos por malos tratos- 79 accidentes de tráfico -4 con heridos-, 3 juicios rápidos por circular sin permiso de conducción -uno de ellos con un menor implicado- y uno por circular de forma temeraria. Además se realizaron 296 controles de alcoholemia con 43 positivos y la Policía Local visitó 154 establecimientos.

Por lo que respecta a controles rutinarios de personas se tramitaron ocho sanciones, cinco por botellón y tres por orinar en la vía pública. La Policía Municipal levantó seis actas, tres por portar drogas en la calle y otras tres por llevar armas blancas. También se realizaron 174 visitas a domicilios para localización permanente por orden judicial.