Cementerio de Ponferrada. / César Sánchez

Ponferrada acomete actuaciones para «revertir los años de abandono» del cementerio municipal

La Brigada de Obras ha ejecutado el plan de mantenimiento y reparación diseñado por el Ayuntamiento

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Brigada Municipal de Obras, adscrita a la Concejalía de Infraestructuras del Ayuntamiento de Ponferrada, ha llevado a cabo todo un plan de actuaciones de reparación, mantenimiento y obras para «revertir el deterioro» que sufría el cementerio municipal, señalaron fuentes municipales.

Así, desde que en el mes de agosto la Brigada se hizo cargo de dicha instalación, ha llevado a cabo el acondicionamiento de la pared y posterior pintado del edificio principal del cementerio, donde están ubicadas las oficinas de atención al público, vestuarios, salas de herramientas y maquinaria y servicios públicos. Además, se ha acondicionado el acceso al recinto funerario, retirando el exceso de vegetación que restaba visibilidad a los conductores, evitando así potenciales riesgos de accidentes.

También se han acometido importantes trabajos de mantenimiento consistentes en la reparación del pavimento de determinadas zonas, como por ejemplo una rígola en mal estado que había provocado la caída de una persona. Asimismo se ha llevado a cabo la colocación de rejillas en las tapas de canaleta en la puerta principal, evitando el riesgo de caídas.

Otras acciones que se han ejecutado corresponden al lavado y limpieza de todos los contenedores exteriores e interiores colocando en cada uno de ellos un saco de basura con sujeción para evitar su desprendimiento.

Esta actuación se ha completado con la colocación de carteles informativos sobre la necesidad de desinfección de manos antes y después del uso de las fuentes municipales, así como la instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico, tanto en los servicios municipales como en los accesos al recinto.

Limpieza de jardineras

En otro orden de cosas, también se ha procedido a la limpieza de todas las 111 jardineras existentes, rellenando todas ellas, que estaban vacías, con tierra vegetal y plantas naturales. Esta limpieza no se ha realizado con toda la profundidad que habría sido deseable, debido a la proximidad de la festividad de Todos los Santos y a la «enorme dejadez y abandono» que sufrían estos recipientes, por lo que «en un futuro próximo se procederá a limpiarlas de forma adecuada, con productos de limpieza especiales para el material de las jardineras, con el fin de devolverlas a su color original», explicaron desde el Ayuntamiento.

Por último, también se ha procedido a la limpieza, llenado con tierra vegetal y acondicionamiento con flores de cuatro grandes jardineras existentes, con el fin de dotarlas de la función propia para la que fueron instaladas y su día y realzar, si cabe, la estética del Cementerio, teniendo en cuenta que estas grandes jardineras venían siendo utilizadas desde hace años como ceniceros, «en una función inapropiada y que daba una pésima imagen del recinto».