La Policía Municipal de Ponferrada intervino en 331 procesos de mediación durante el pasado año

Pedro Muñoz, Arturo Pereira y Carlos Fernández, en la inauguración del curso./
Pedro Muñoz, Arturo Pereira y Carlos Fernández, en la inauguración del curso.

El Ayuntamiento de la capital berciana creará un operativo de agentes mediadores especializados para evitar que los conflictos entre ciudadanos lleguen a los tribunales

CARMEN RAMOS Ponferrada

La Policía Municipal de Ponferrada intervinó el pasado año en 331 conflictos evitando así su deriva a los tribunales, según se puso de manifiesto en la inauguración del curso de mediación que tuvo lugar en el Museo de la Radio en colaboración con la Universidad de León, entre otras. «Es un tema que se considera importante y prioritario y estas mediaciones son buenas para que las familias y las personas den solución a los temas sin llegar a judicializarse», explicó el concejal de Policía, Carlos Fernández.

El edil destacó en este sentido la labor de los agentes locales con este tipo de actuaciones, precisamente, en la línea en la que trabaja el Ayuntamiento de la ciudad. «Queremos que la labor de la Policía sea día a día sea más próxima con los ciudadanos de Ponferrada», indicó.

Por su parte, el intendente de la Policía Local, Arturo Pereira, destacó la importancia de la mediación como un mecanismo de solución de conflictos «para todas las situaciones que nos podamos imaginar tanto administrativo como penal excepto en casos de violencia de género». Resaltó los buenos resultados en los casos en los que se intervino el pasado año así como el hecho de que «así estamos ahorrando recursos a múltiples instituciones y a la sociedad en general y la efectividad es muy elevada».

Pereira anunció que dentro del operativo de agentes municipales se creará un grupo de mediación para devolver a la Policía a sus orígenes, «para ser cercana y próxima y para resolver los problemas de sus vecinos». Entiende que el curso desarrollado hoy en la capital berciana permite dar «un paso más» en ese proceso informal que se trasladará a una capacitación de mediadores formales «que nos permitirá suscribir acuerdos entre las partes y que sean vinculantes para ellos», aseveró. «Es intentar facilitar la convivencia de los ciudadanos, en definitiva», subrayó.

El concejal de Bienestar Social, Pedro Muñoz, resaltó la importancia de trabajar en la especialización de los profesionales para solucionar los conflictos sin llegar a los tribunales con el «importante ahorro» que supone para las familias al evitar los gastos del proceso judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos