Operarios de recogida de residuos durante la presentación del servicio.

La plantilla de la limpieza rechaza por unanimidad la pretensión de FCC de adoptar el convenio provincial

Convocan una concentración para el 30 de diciembre por la negativa de la empresa a negociar un convenio colectivo propio

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

La plantilla del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos de Ponferrada decidió este viernes en asamblea de forma unánime rechazar la pretensión de la empresa concesionaria, FCC, de adoptar el convenio colectivo provincial sin negociar uno propio.

Así lo trasladaron los responsables de la empresa en la segunda reunión de la mesa de negociación celebrada esta semana, según explicó el presidente del comité, Javier Gómez. «Dice que se opone y que no va a negociar nuestro convenio y lo que quiere hacer es trasladarnos al convenio provincial y negociar mejoras a nivel local», aseguró.

Esto supondría «mandarnos a un convenio muy por debajo de nuestras condiciones y negociar unas mejoras que con el tiempo nos las pueden quitar». De hecho, Gómez señaló que con el provincial «nos quitarían de un plumazo» todos los derechos que los trabajadores lograron recuperar en un pleno del Ayuntamiento de Ponferrada tras dos huelgas, como por ejemplo las pagas, la antigüedad o las vacaciones, entre otras, y que están incluidos en el pliego, por lo que «es de obligado cumplimiento durante tres años y eso tiene que refrendarlo en el convenio privado».

Además, si los trabajadores acceden al convenio provincial nunca más podrían negociar uno propio, puesto que «los convenios provinciales se negocian en León con gente que no conocemos y que no tienen nada que ver con nosotros», lamentó el presidente del comité, que aseguró que «tenemos un serio problema».

Con todo ello, la plantilla del servicio se ha mostrado unida y han decidido que «ese no es el camino y que de ninguna manera vamos a tolerar que la empresa no quiera negociar nuestro convenio». Así, han convocado una concentración en la plaza del Ayuntamiento el día 30 de diciembre a las 13.30 horas como protesta a la postura enrocada de FCC de no negociar.