Marco Morala (C), portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ponferrada. / César Sánchez

Ponferrada

El PP pide explicaciones sobre «lo decidido y lo que aún ignoran» del proyecto de La Térmica Cultural

Los populares aseguran que hace cuatro años desde que Sánchez está en la Moncloa «y ahora van a preguntar a los demás qué hacer con la Ciuden»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, consideró que ha habido demasiado «oscurantismo y precipitación» en el anuncio previo sobre el desarrollo de la Térmica Cultural. En ese sentido, aseguró que «cabría esperar que después de cuatro años en la Moncloa y tres de gobierno municipal socialista en Ponferrada, aquellos que vendieron a bombo y platillo que Ciuden iba a ser la solución que asegurara el futuro del sector energético en el Bierzo supieran cuál era el giro que querían darle, pasando de una idea vaga y abstracta a un proyecto concreto».

En ese sentido, Morala criticó que el PSOE traiga a la capital berciana a la ministra Ribera, «la ministra que cierra térmicas», para vender un proyecto «que ni siquiera tienen claro cómo es, porque ahora hay que ver cómo se desarrolla; cuánto cuesta, porque ahora buscan patrocinios y cómo va a incidir en el tejido institucional y cultural ponferradino, porque ahora buscan asesoramiento para la puesta en valor y la dinamización del espacio». «O sea, que tienen un proyecto que no saben ni en qué va a consistir, ni para qué va a servir, ni cuánto va a costar, lo que no deja de ser un récord incluso para la desidia y la improvisación que manejan los socialistas», añadió el portavoz popular.

De hecho Morala cree que podrían haber utilizado estos años para definir el proyecto, perfilar su contenido y cómo mejorará la oferta cultural y económica ponferradina, sobre todo teniendo en cuenta «la que está cayendo y la urgencia que existe para reanimar la actividad en Ponferrada y evitar la pérdida de empleo». «¿Las ideas que a lo largo de todo este tiempo ha aportado la sociedad ponferradina, sus instituciones y el tejido asociativo, no han servido de nada para orientar el proyecto? Pues nada, a preguntar a una consultora qué hacer después de haber anunciado lo que iban a hacer. Improvisación socialista en estado puro», concluyó.