CB da por perdidas inversiones por el bloqueo de la oposición debido al «odio personal» contra la alcaldesa

Los concejales de CB, Pedro Muñoz, e Iván Alonso, durante su comparecencia./Carmen Ramos
Los concejales de CB, Pedro Muñoz, e Iván Alonso, durante su comparecencia. / Carmen Ramos

Denuncian el «atropello a la democracia» de PSOE, USE, PeC y Cs que «ha hecho daño» a asociaciones, provedores y a las pequeñas inversiones prorrogadas desde 2016 en Medio Rural

CARMEN RAMOSPonferrada

El Grupo Municipal de Coalición por el Bierzo, que cogobierna en Ponferrada con el PP, denunció hoy la pérdida de «numerosas subvenciones y inversiones» por el bloqueo de la oposición debido al «odio personal» contra la alcaldesa que llevó a PSOE, USE, PeC y Cs a negociar una lista alternativa de obras financieramente sostenibles con cargo a los 3 millones de remanentes del presupuesto de 2017. Una situación que calificaron de «repugnante y sobre todo injustificable».

Muñoz considera que una parte de esas subvenciones, correspondientes a los proyectos que proponen los colectivos de participación vecinal en concurrencia competitiva «prácticamente ya se pueden dar por perdidos», lo que deja claro que «han hecho daño a las asociaciones, a los proveedores y a las pequeñas inversiones que teníamos prorrogadas de 2016: básicamente actuaciones en Medio Rural», indicó. Una situación que es especialmente difícil en el caso de las ayudas a las ONGs de proyectos de cooperación internacional (90.000 euros) dado que «ahora tendremos que elaborar un convenio a ver si podemos salvar las subvenciones», señaló. Pero en el caso de las de cultura y de otras áreas «pueden darse por perdidas», subrayó.

El portavoz de CB, Pedro Muñoz, considera que la actuación de la oposición «es un atropello a la democracia, pero sobre todo a los ponferradinos» y no dudó incluso en ofrecer las llaves de las concejalías que presiden -Bienestar Social y Medio Rural- a los representantes de la oposición «si quieren gobernar», algo que entiende que no harán cuando «han tenido tres años y medio para ponerse de acuerdo y plantear una moción de censura, y no lo han hecho».

Muñoz cargó las tintas contra los portavoces de los cuatro grupos municipales -especialmente contra el exalcalde Samuel Folgueral- por tumbar en el pleno del pasado viernes la propuesta de obras presentada por el equipo de gobierno de los que dijo que «por mucho que quieran disfrazarlo, son unos cobardes políticos y unos oportunistas políticos».

Los bercianistas rechazan, además, que el acuerdo sea puntual tal y como aseguró el portavoz socialista, Olegario Ramón, cuando Folgueral «dijo lo contrario, que podía ser un acuerdo de futuro», indicó el portavoz bercianista, que recordó como esa sintonía entre los grupos de la oposición ya quedó de manifiesto durante el pleno que echó por tierra los presupuestos municipales para este año.

Acuerdo «de futuro»

«Menos mal que el acuerdo sólo es puntual, porque ya dura desde el mes de agosto, cuando se concertaron para rechazar los presupuestos municipales. O sea, que de puntual nada, puesto que se han puesto de acuerdo en lo fundamental: arrancarle a la ciudad su columna vertebral, que es su presupuesto, rechazando también todo lo que se podía conservar del presupuesto prorrogado de 2016», apuntó Pedro Muñoz.

Los concejales de CB cree que ahora la oposición intenta acelerar los plazos de la tramitación administrativa recogidos en la ley «porque tienen mala conciencia, ya que saben que no hay tiempo y que el daño ya es irreparable». Aseguran, además, que para cumplir el cronograma que propuso ayer el PSOE «la comisión de Hacienda se tiene que convocar mañana miércoles, para que se convoque mañana tendríamos que tener todos los informes de toda la actuación que proponen y el informe de Intervención, que es preceptivo para hacer la comisión», aseveró.

Entienden, no obstante, que deben ser los funcionarios los que deben realizar su trabajo «y ni yo ni nadie puede interferir en él». En este sentido, lamentan la «relajada interpretación de la ley» por parte de Ramón y Folgueral y de la «presunta auditora de cuentas» Rosa Luna, que «saben más sobre intervención que la propia interventora».

Asimismo, desde la formación bercianista invitan a que «éstos que tanto presumen de presupuestos participativos, que le cuenten sus propuestas a la asociación de vecinos de los barrios del Temple y la Estación, o a los comerciantes de Templarium o a los vecinos del Barrio de los Judíos, que nadie les consultó» a la hora de programar las obras que incluyeron en el listado alternativo aprobado.

 

Fotos