Olegario Ramón (C), junto a Eduardo Morán (I) y Gerardo Álvarez Courel.

Olegario Ramón cree que abre un horizonte «díficil y complicado» en Castilla y León

El alcalde de Ponferrada, presente en la toma de posesión de Fernández Mañueco, muestra su preocupación y cree que «se abre un horizonte difícil y complicado»

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ onferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, se mostró «altísimamente preocupado» tras la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta de Castilla y León. Y es que el regidor considera que «se ha cruzado una línea roja al llevar a la ultraderecha al Gobierno de la principal institución de la comunidad autónoma».

En ese sentido, el regidor ponferradino cree que se abre un horizonte «difícil, complicado y una preocupación realmente importante si no somos capaces de hacer esa reflexión colectiva que han hecho en otros países que han tomado decisiones colectivas y han sido capaces de ponerse de acuerdo partidos de ideologías diferentes pero con sentido de Estado, poniendo por encima de todo valores fundamentales».

De hecho, señaló que a Castilla y León la están utilizando «de conejillo de indias», como un «experimento» para ver si ese pacto entre PP y Vox «se puede llevar a otras instituciones e incluso a un posible Gobierno central y realmente no nos lo merecemos, no se merece nadie un retroceso tan grande en derechos y libertades», concluyó.

Olegario Ramón acudió en representación institucional del Ayuntamiento al acto de investidura del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, celebrado este martes en Valladolid.

En dicho acto coincidió con otros representantes territoriales bercianos y leoneses, como el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, y el presidente de la Diputación Provincial, Eduardo Morán.