La mermada plantilla de la Policía Local de Ponferrada perderá 20 agentes más a partir de enero

Policía Local de Ponferrada./
Policía Local de Ponferrada.

El concejal de Seguridad considera que la situación podría generar «dificultades» para cubrir los servicios

CARMEN RAMOS Ponferrada

Ponferrada eleva a una veintena de agentes la pérdida de efectivos del cuerpo de la Policía Local con la entrada en vigor a partir del día 2 de enero de 2019 del Real Decreto aprobado por el Gobierno autonómico para la jubilación de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado a los 60 años.

El concejal de Seguridad Ciudana, Carlos Fernández, reconoce que la situación es «muy grave» con la actual plantilla de 66 agentes -15 de ellos en segunda actividad- cuando serían necesarios al menos 103 y avanzó que el Ayuntamiento trabajará «para ver cómo somos capaces de solucionarlo». En este sentido recordó los problemas a los que se enfrenta ya la plantilla de agentes para ajustar los turnos. «A los mandos les cuesta mucho hasta hacer los cuadrantes para el trabajo diario», indicó el edil.

Fernández insiste en que la carencia de efectivos se va supliendo «a golpe de esfuerzo y de sacrificio por parte de los propios policías» pero tiene claro que «tenemos que tratar de encontrar una solución porque sobre todo el año que viene sino nos va a causar muchos trastornos a la ciudad».

En este sentido recordó que el equipo de gobierno de Ponferrada confía en sacar una convocatoria de tres nuevas plazas de policías para realizar una pequeña ampliación de la plantilla. No obstante, el concejal de Seguridad Ciudadana es consciente de que será un proceso lento que puede incluso llegar generar dificultades. «Tenemos que ver el decreto cuando salga y esperamos que permita sacar esas plazas a concurso el problema es que cuando las sacas, se preparan los policías y van a la academia de Ávila pasa un tiempo que es donde vamos a tener dificultades», explicó.

Hasta tal punto llega la situación extrema de la plantilla por la falta de efectivos en la Policía Local que los agentes se ven obligados a realizar horas extraordinarias todos los días sin compensación alguna. «Estamos realizando servicios extraordinarios todos los días, sino no podríamos realizar el trabajo», indicó el intendente de la Policía Local, Arturo Pereira.

Unas horas extra que no se pagan y que se tienen que compensar con descansos, que, por otro lado, tampoco pueden disfrutar. «Si se descansa al tener un déficit de plantilla lógicamente no podríamos cubrir los servicios con lo cual estamos acumulando muchísmos descansos, conclusión, la policía no está siendo retribuida por su trabajo extraordinario de ninguna de las maneras pero lo seguimos haciendo y lo vamos a seguir haciendo», subrayó Pereira. El jefe de la Policía Local puso de manifiesto el malestar que esta situación genera entre la plantilla pero avanzó que, pese a todo, seguirán cumpliendo con su cometido. «La plantilla está descontenta pero encantada de cumplir con su trabajo», concluyó.

 

Fotos