Merayo no presentará un nuevo proyecto de presupuestos ante el riesgo de que la oposición «lo eche abajo otra vez»

Ayuntamiento de Ponferrada. /Carmen Ramos
Ayuntamiento de Ponferrada. / Carmen Ramos

La primera edil ve más factible negociar el listado de las nuevas obras que se ejecutarán con cargo a la partida «de cinco o seis millones de euros» de los remanentes de este año

CARMEN RAMOS Ponferrada

El equipo de gobierno de Ponferrada no ve adecuado presentar de nuevo un proyecto de presupuestos municipales para este año ante el riesgo de que la oposición «lo eche abajo otra vez». «Presentar un proyecto de presupuestos con el trabajo que eso conlleva, con la paralización de otros servicios, para que me lo echen abajo no me parece muy sensato», indicó la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo.

La primera edil entiende que los más factible en este momento es negociar el listado de las nuevas obras que se ejecutarán con cargo a la partida «de cinco o seis millones de euros» de los remanentes de este año «porque sí que les veo yo más posibilidades», señaló. En este sentido, reiteró los dos pilares básicos en los que el equipo de gobierno centrará sus esfuerzos durante los cuatro meses de mandato que restan antes de las elecciones y que son precisamente las obras de remanentes y la plantilla de personal.

«Una vez que el gobierno municipal entra en funciones hasta que se constituya el nuevo pueden pasar meses y no se puede hacer nada», apuntó Merayo, que apeló a la responsabilidad de los grupos políticos para «pensar en los vecinos aparcando los intereses electorales para llegar a algún acuerdo».

La alcaldesa entiende que «es triste» que este año sobren de nuevo cerca de 12 millones de euros de las cuentas municipales y no se puedan gastar ante el bloqueo de los presupuestos después de que la oposición tumbara el proyecto presentado por el equipo de gobierno. «Hubo un pleno de presupuestos y no fuimos capaces de convencer al resto de grupos políticos de que nos apoyaran y ahora tenemos estos problemas, tenemos dinero, sí, lo podemos gastar, no», concluyó