Merayo ve un «despropósito» cerrar las térmicas para comprar energía «igual de contaminante» a Marruecos

Central térmica de Compostilla II en Cubillos del Sil./César Sánchez
Central térmica de Compostilla II en Cubillos del Sil. / César Sánchez

El subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, defiende en Ponferrada la transacción energética con otros países porque «entra dentro de los flujos del mercado» y apuesta por Ciuden para «establecer y canalizar nuevos proyectos» que permitan «crear actividad económica» en El Bierzo

CARMEN RAMOS Ponferrada

«Es un despropósito que se cierren térmicas en España y se compre energía igual de contaminante o más a Marruecos». Este fue el mensaje contundente traslado hoy por la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, al subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, durante la visita realizada al Ayuntamiento de la ciudad, al que manifestó su más enérgico rechazo a la decisión del Gobierno que en El Bierzo da la estocada a la central de Compostilla II en Cubillos del Sil mientras acude a proveerse de energía a países extranjeros.

«Es un auténtico despropósito, el mundo al revés», subrayó Merayo que lamentó una vez más que las medidas aprobadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez lleven a la «deslocalización» energética nacional. Es por ello que se pregunta «hasta cuándo» y considera urgente que «se pongan medidas para frenar esta situación».

La primera edil lamentó que decisiones como ésta se traduzcan en una nueva sangría de empleos para la comarca con los 180 trabajadores de las empresas auxiliares de Endesa, acampados desde hace diez días a las puertas de la térmica berciana, que el día 16 de febrero se verán en la calle si Endesa no rompe su mutismo y no hace efectivo el compromiso de recolocarles en las labores de desmantelamiento de las instalaciones.

«Hasta ahora Endesa ha dado la callada por respuesta y no les ha planteado ningún plan alternativo cuando tiene una deuda histórica con Ponferrada, porque nace aquí, y la ciudad le ha dado soporte, vida, le ha dado lo mejor que tiene que son sus gentes para trabajar y ahora deslocaliza su producción y deja a las personas que han dado su trabajo y lo mejor de sí mismas en la calle», explicó Merayo.

Sánchez: «No se va a producir una deslocalización»

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, evitó polemizar con la alcaldesa y destacó los contactos que el Ejecutivo central mantiene con la eléctrica para que pague su deuda con El Bierzo. «Se está hablando con Endesa porque pensamos que tiene una deuda social, económica e industrial con El Bierzo y con Ponferrada, para que asuma su responsabilidad», indicó.

Sánchez deja claro que «no se va a producir una deslocalización» dado que para compensar el cierre de la térmica de Cubillos del Sil «se contemplan diferentes proyectos de energía no contaminante», subrayó. En este sentido defendió la creación de «parques energéticos alternativos de energía limpia», recalcó.

El subdelegado del Gobierno en la provincia defendió el papel de Ciuden «establecer y canalizar los proyectos de las empresas eléctricas propietarias de las centrales». Todo ello en el marco del proceso de transición justa por el que apuesta el Ejecutivo central «para no dejar las cuencas mineras como un solar y crear actividad y capacidad económica». «Ese es el futuro del Bierzo y de las comarcas mineras», concluyó.