Trama Enredadera

Merayo defiende la «transparencia y legalidad» en la gestión municipal y asegura que «nunca» ha cedido a presiones de empresarios

La alcaldesa de Ponferrada, hoy junto al concejal de Obras y la pedánea de San Lorenzo./Carmen Ramos
La alcaldesa de Ponferrada, hoy junto al concejal de Obras y la pedánea de San Lorenzo. / Carmen Ramos

La alcaldesa deja claro que el Ayuntamiento no está investigado en la Operación Enredadera, que el equipo de gobierno «no ha dado ningún contrato» al grupo empresarial de Ulibarri y rechaza convocar pleno extraordinario para dar explicaciones

CARMEN RAMOS Ponferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, defendió hoy la «transparencia» y la «legalidad» de su gestión al frente del Ayuntamiento de la capital berciana y aseguró que« nunca» ha cedido a presiones de ningún empresario. «Desde el Ayuntamiento de Ponferrada hemos actuado siempre con absoluta legalidad y transparencia y la alcaldesa y los concejales nunca han cedido a ningún tipo de presión», indicó.

Merayo dejó claro que el equipo de gobierno que preside nunca ha adjudicado ningún contrato a las empresas de José Lui Ulibarri, ahora en prisión por la trama Enredadera, todo ello a pesar de reconocer que se ha presentado a algunos procesos de licitación del Ayuntamiento como el relativo al Servicio de Ayuda a Domicilio o el contrato de algunas obras, unas ofertas que la mesa de contratación estimó porque no cumplía con las bases.

«No le hemos dado ningún contrato a ese grupo empresarial, todo lo contrario, se ha presentado a varios procedimientos y como no cumplía los requisitos se le ha rechazado como es el caso de la UTE del Servicio de Ayuda a Domicilio o temas de obras en las que también ha sido rechazado», explicó la primera edil que subrayó que siempre ha actuado «en conciencia y en honradez, que es lo que debe de hacer» como alcaldesa y subrayó, incluso, que nunca ha estado presente en el momento de adjudicar contratos ni tampoco ha realizado presión alguna a sus integrantes para que se decanten por una empresa u otra. «Nunca voy a las mesas de contratación y tampoco presiono», recalcó.

La regidora de la capital berciana se remitió a las pruebas para poner sobre la mesa que el Ayuntamiento no tiene ninguna vinculación con la trama Enredadera todo ello a pesar de las grabaciones que recoge la investigación policial en las que conversa con Ulibarri y que enmarca en los contactos que como primera edil tiene con todos los empresarios.

«El Ayuntamiento de Ponferrada ni ha sido investigado, ni está siendo investigado ni tenemos ningún sumario ni nada que el que yo me reúna con un empresario, pues claro como con muchos empresarios, la alcaldesa tiene la obligación de reunirse con los empresarios que me lo piden, indedependientemente de las simpatías, de que me caigan mejor o peor, de la consideración moral que tenga hacia ellos porque es mi obligación», concluyó.

Rechaza convocar pleno extraordinario para dar explicaciones

Merayo rechazó la posibilidad de convocar un pleno extraordinario para dar explicaciones sobre las grabaciones con el empresario José Luis Ulibarri en el sumario de la Operación Enredadera, tal y como solicitó el Grupo Municipal de Ciudadanos. Entiende que la petición no es más que «una cortina de humo para tapar su lamentable actuación en el pleno de presupuestos»

Contenido Patrocinado

Fotos