Merayo condiciona el acuerdo sobre la plantilla de personal a la aprobación de los presupuestos

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo./César Sánchez
La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo. / César Sánchez

La alcaldesa de la capital berciana considera que hay partidos de la oposición que piensan ya más en las próximas elecciones municipales que en «el beneficio de los ciudadanos de Ponferrada»

E.JIMÉNEZPonferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, condicionó hoy el acuerdo alcanzado por la anterior concejal de Hacienda, Amparo Vidal, con los sindicatos sobre la plantilla de personal a la aprobación de los presupuestos. «Tenemos en estos momentos los informes tanto de intervención como de jefe de servicio de personal y es imposible jurídicamente aprobar la plantilla de personal si no hay presupuestos. Si no se consiguen sacar adelante estos presupuestos el acuerdo será papel mojado porque sería nulo de pleno derecho», aseguró la primera edil.

Con ello, Fernández Merayo avanzó que el documento irá a pleno en la primera quincena del mes de julio, al igual que el acuerdo sobre el contrato de la basura, momento en el que «quedará solventado en un sentido u en otro». En ese sentido, apeló a la responsabilidad de la oposición, aunque tiene claro que hay partidos que «a un año de las elecciones entienden ellos que no se puede hacer una abstención responsable, no digo ya un voto a favor, pero sí una abstención responsable porque van muchos proyectos para Ponferrada».

Por todo ello, la regidora considera que «ya está bien en escudarse en que no nos llaman desde el equipo de gobierno, se le está llamando y, a parte de esto, se han tenido reuniones, lo que pasa es que para que nadie diga que no se le ha llamado, queremos dejar constancia por escrito, ha habido conversaciones con Ciudadanos, con más partidos políticos, pero si que es verdad que el voto está más que definido de antemano en determinados partidos que ven más el horizonte electoral que el beneficio de los ciudadanos de Ponferrada», apostilló haciendo referencia a la reunión de ayer a la que solo acudieron los representantes de USE Bierzo.

La alcaldesa avanzó que el documento de presupuestos tendrá una cantidad global de 58,5 millones, de los cuales cerca de 5,9 serán para inversiones. Entre ellas incluyen una modificación para una partida de 300.000 euros para el Imfe, el arreglo de calles y aceras, la sustitución de tuberías de fibrocemento, o el arreglo de la biblioteca y del colegio de Flores del Sil, entre otras. «O se emplean en eso o se van a emplear a amortizar deuda y dar dinero al que más tiene. Yo creo que si le preguntamos a los vecinos lo van a tener claro, van a querer que se arregle su ciudad y más cuando estamos en unos niveles de deuda buenos y una situación económica muy saneada», concluyó Fernández Merayo.

Contenido Patrocinado

Fotos