Manifestación en Ponferrada de los vecinos del municipio de Igüeña en demanda de la apertura de los consultorios./César Sánchez

Manifestación en Ponferrada de los vecinos del municipio de Igüeña en demanda de la apertura de los consultorios. / César Sánchez

Igüeña está harta: «¡No más mentiras! Nuestros consultorios siguen cerrados sin médicos y sin urgencias»

Los vecinos del municipio de Igüeña se manifestaron este lunes en Ponferrada contra el cierre de consultorios y la falta de médicos que atiendan las urgencias

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

«¡No más mentiras! Nuestros consultorios siguen cerrados sin médicos y sin urgencias». Los vecinos de Igüeña se han manifestado este lunes en Ponferrada contra el cierre de consultorios y la falta de médicos que atiendan las urgencias.

La protesta partió a las 11.00 de la mañana desde el solar del antiguo Carrefour y recorrió las calles de la capital berciana para finalizar frente a la delegación de la Junta en la capital del Bierzo, en la calle Ramón González Alegre, donde los manifestantes permanecieron concentrados durante una hora.

Los vecinos manifestaron así su «indignación» porque «a pesar de que la situación de la pandemia está controlada, los vecinos continúan sin acceso al servicio básico de salud». Aseguran que de los siete consultorios existentes en el municipio sólo uno tiene médico y el de Tremor de Arriba aunque está abierto solo cuenta con servicio de enfermería y ahora la Consejería empieza a dotar de ATS a alguno de los restantes. «Hay que hacer ver a la Consejería que lo que anuncian un día tras otro por lo menos en el municipo de Igüeña no se cumple», señalaron. Insisten en que «la atención a los pacientes tiene que ser presencial». Confían en que «no haya problemas en los diagnósticos» y tienen claro que «no podemos tener a la gente de excursión por el municipio para recorrer 30 kilómetros por carreteras de montaña».

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, y el alcalde de Igüeña, Alider Presa, participaron en una protesta respaldada por las juntas vecinales de Almagarinos, Pobladura de las Regueras, Tremor de Arriba, Espina de Tremor, Rodrigatos de las Regueras, Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, Igüeña y Quintana de Fuseros.

«El único responsable es Mañueco»

El regidor considera que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco «es el único responsable directo de lo que está ocurriendo con la sanidad en Castilla y León» y recordó que pese a que «hace un mes que dijo que iba a dar un golpe en la mesa para que se cambiara el rumbo de la reforma sanitaria la realidad es que hoy estamos exactamente igual y aquello no fue más que una operación cosmética para que el señor Mañueco quedara bien delante de no sé quien pero la realidad es la que se vive en los pueblos».

En este sentido, Alider Presa asegura que a día de hoy l a sanidad rural «está igualmente mal, las consultas siguen estando sin médicos y las personas tienen que desplarse, si es que pueden, hasta otros centros mayores para poder ser vistos por un médico», apuntó. El alcalde va más allá y considera que « si Mañueco no está de acuerdo con la política sanitaria sanitaria que se hace desde la Consejería de Sanidad lo que tiene que hacer es cesar a la consejera».

Courel solicitará una reunión con Casado

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, por su parte, entiende que «todas estas peticiones no pueden caer en saco roto» a la vista de la situación de dispersión y los kilómetros que tienen que recorrer los vecinos de Igüeña para recibir atención médica. Es por ello que no dudó en apelar a la «sensibilidad» de la Consejería de Sanidad para ofrecer soluciones. «Tenemos que ser sensibles, nosotros no estamos en Valladolid sino que tenemos una situación con carreteras de montaña donde las circunstancias en el invierno son peligrosas y tiene que tener esa sensibilidad la Consjería de Sanidad para que estén atendidas, ya no solo las urgencias sino la propia atención diaria en estos municipios», insistió.

Courel invitó a los responsables sanitarios a vivir un par de meses en alguno de los pueblos del municipo como Espina de Tremor «para comprobar de primera mano si tiene una necesidad sanitaria qué ess lo que el municipio de Igüeña esá reclamando en cuanto a atención sanitaria», señaló. «Creo que el mejor ejemplo, vivir allí y así se puede comprobar día a día lo que es esa circunstancia», recalcó.

El presidente comarcal anunció que solicitará una reunión con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para explicarle la situación «de primera mano». Insiste en que «enterados están» si bien «otra cosa es la voluntad política que se quiera tener para solucionar estos problemas que afectan principalmente a personas de edades ya avanzadas». «Esto es lo suficientemente serio y los suficientemente grave como para que desde la Consejería se tomen medidas para que esto no vuelva a suceder», subrayó.

La manifestación contó también con la presencia del procurador del PSOE en las Cortes y portavoz en la Comisión de Sanidad, Diego Moreno, que pidió la dimisión del presidente de la Junta si esta situación llega a prolongarse sin ofrecer soluciones.