Alfonso Fernández Mañueco, este miércoles, en el día grande de La Encina. /César Sánchez

Alfonso Fernández Mañueco, este miércoles, en el día grande de La Encina. / César Sánchez

Mañueco garantiza desde El Bierzo la «Sanidad presencial» en el mundo rural

El presidente de la Junta remarca su apuesta por llevar al Bierzo el servicio de radioterapia e insiste en que la Sanidad llegue a todos los puntos de la Comunidad

C. Ramos | E. Jiménez
C. RAMOS | E. JIMÉNEZ Ponferrada

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha roto este miércoles con una ausencia institucional de casi dos décadas en el día del Bierzo y las fiestas de La Encina, «una de las más entrañables de toda la comunidad», ha asegurado.

Tras realizar un recuerdo a quiene s «han dado la cara» ante la pandemia el presidente de la Junta de Castilla y León ha remarcado en su intervención el «compromiso con lo público».

En esa línea su intervención se ha focalizado en las prestaciones sociales desde la Sanidad, un aspecto clave en las últimas horas. « La pandemia ha trasladado el carácter de presencialidad«, ha recordado pero con un interés clave en recuperar la cita 'cara a cara' paciente-sanitario.

Exigencia de más MIR

En esa línea ha remarcado su decisión firme de «garantizar la presencia de los sanitarios en los consultorios. Hemos pedido con lealtad al Gobierno la convocatoria extraordinaria de MIR« para cubrir plazas y poder multiplicar la atención directa.

«He dado instrucciones a la consejera de Sanidad para convocar el grupo de trabajo con el fin de avanzar en la mejora de la Sanidad y para que la próxima semana se cite con los presidentes de las diputaciones provinciales«, ha remarcado.

Radioterapia de calidad para El Bierzo

«Cercanía y calidad», ha insistido en el aspecto sanitario, insistiendo en que hay que «mirar al futuro con esperanza». Al mismo tiempo ha incidido en un compromiso personal para que El Bierzo pueda tener un servicio de radioterapia de calidad para los ciudadanos.

Mañueco ha tenido un «recuerdo emocionado a los fallecidos y a quienes han pasado la enfermedad» en una apuesta por «escuchar, dialogar, colaborar y acordar, que es lo que se reclama de nosotros».