Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido este miércoles las calles de Ponferrada en la tradicional cabalgata de los Reyes Magos. /César Sánchez

Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido este miércoles las calles de Ponferrada en la tradicional cabalgata de los Reyes Magos. / César Sánchez

La magia de los Reyes Magos inunda Ponferrada

Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido este miércoles las calles de Ponferrada en la tradicional cabalgata de los Reyes Magos, acompañados de pajes y pastores, que les han ayudado en el trayecto junto al berciano Mago Chalupa

Leonoticias
LEONOTICIAS Ponferrada

Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido este miércoles las calles de Ponferrada en la tradicional cabalgata de los Reyes Magos, acompañados de pajes y pastores, que les han ayudado en el trayecto.

A su paso cientos de familias que han desafiado el frío para acercarse a ver a sus majestades y entre ellos el 'calor' de los más pequeños emocionados e ilusionados tras un año esperando su llegada.

Se ha tratado de una visita real en la que, como es tradición estuvieron guiados por el berciano Mago Chalupa.

El corazón de la capital

El cortejo real ha recorrido el corazón de la capital berciana en una 'caravana real' marcada por la luz, el color y la música.

Más que nunca los grandes protagonistas fueron los niños, que disfrutaron de una manera especial de esta visita mágica. Este desfile es el broche de oro a los actos de la Navidad en Ponferrada, que tiene su punto y final en el Día de Reyes.

La cabalgata de Reyes finalmente se ha desarrollado sin incidencias y eso que hasta el último momento estuvo amenazada por la lluvia, pero que finalmente pudo repartir cerca de 7.000 kilos de caramelos a niños y no tan niños que se acercaron a ver el desfile de Melchor, Gaspar y Baltasar.

Prudencia

Como anunció el Ayuntamiento, el acto final previsto en la plaza del Ayuntamiento se canceló con el objetivo de evitar aglomeraciones que puedan multiplicar los contagios.

Los magos de Oriente no solo han estado en Ponferrada sino que han recorrido las principales localidades de la zona berciana, siempre respetando con prudencia las limitaciones propias de la situación pandémica.

Un trabajo que ha continuado durante la noche con el reparto de todos los regalos a los niños del Bierzo, que no han olvidado leche caliente y galletas para Melchor, Gaspar y Baltasar, además del agua para sus cansados camellos.