La campeona olímpica durante el pregón./E.Jiménez

La campeona olímpica durante el pregón. / E.Jiménez

Lydia Valentín ensalza las bondades del Bierzo en el pregón de las fiestas de la Encina

La deportista berciana da el pistolezo de salida a ocho días de festejos

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

Tras dos años de parón debido a la covid, la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada se volvió a vestir de gala para dar el pistoletazo de salida a las fiestas de la Encina. En esta ocasión, la encargada de abrir los festejos fue nuestra deportista más internacional, la halterófila Lydia Valentín, que comenzó su pregón agradeciendo la oportunidad de subirse a lo más alto, en esta ocasión, de la Casa Consistorial para hablar a sus paisanos.

«Ser pregonera es una responsabilidad y un orgullo inmenso para mí. Con todo lo que representa mi tierra», continuó Valentín, que precisamente tuvo que abandonar el Bierzo para poder labrarse un futuro, en su caso en el deporte, al igual que muchos otros bercianos.

«He vivido en mis propias carnes la añoranza de mi tierra. Tierra que para los que no la conocéis y estáis de visita, os diré que tiene magia», indicó la deportista natural de Camponaraya, que pasó a ensalzar las bondades de la comarca, como «nuestra diversidad natural y humana», su agricultura o su patrimonio artístico o cultural como el castillo de los Templarios o Las Médulas.

Pregón de las fiestas de la Encina.

Galería. Pregón de las fiestas de la Encina. / E.Jiménez

Gastronomía como el botillo, del que se declara «forofa y que es lo que me da fuerza en mis competiciones», productos de calidad o el paso del Camino del Santiago por «nuestro Bierzo de este a oeste» fueron otros de los atractivos de la comarca que la campeona olímpica destacó en su pregón.

«Deciros, bercianos, que sabemos que estamos atravesando tiempos difíciles, pero como dice el eslogan de nuestra querida Deportiva Ponferradina, 'Somos bercianos, somos guerreros', y lucharemos por nuestra tierra y ante la adversidad nos creceremos siempre, como siempre lo hemos hecho», concluyó Lydia Valentín, que dio comienzo a las fiestas con el tradicional '¡Viva Ponferrada!, ¡Viva el Bierzo!, ¡Viva la Virgen de la Encina!'.