Luna cree que su destitución como presidenta del Imfe se debió a la «venganza, envidia y celos» de Merayo

La portavoz municipal de Ciudadanos, Rosa Luna, junto a la concejala Ruth Santín, durante su comparecencia./Carmen Ramos
La portavoz municipal de Ciudadanos, Rosa Luna, junto a la concejala Ruth Santín, durante su comparecencia. / Carmen Ramos

La portavoz municipal de Ciudadanos acusa a la alcaldesa de utilizar el organismo como «moneda de cambio política» y deja claro que sus atribuciones se corresponden con la portavocía

CARMEN RAMOS Ponferrada

La portavoz municipal de Ciudadanos, Rosa Luna, considera que su destitución como presidenta del Instituto Municipal de Formación y Empleo respondió únicamente a una decisión de la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, por «venganza, envidia y celos». Así lo puso de manifiesto este martes en una comparecencia en la que cargó las tintas con la primera edil a la que no dudó en acusar de utilizar el Imfe como «moneda de cambio política» después que las dos concejalas de la formación naranja votaran en contra de los prespuestos elaborados por el equipo de gobierno.

Luna defendió la «buena gestión» que ha realizado durante los últimos tres años al frente del Imfe, un cargo que decidió asumir gracias al acuerdo con el PP tras las últimas elecciones municipales «por colaborar con un equipo de gobierno mermado». Una andadura en la que aseguró que se lograron ampliar tanto el número de cursos de formación como de alumnos participantes, cerrando el salto al mercado laboral de un centenar de personas a través de la Agencia de Colocación y ampliando los acuerdos de colaboración con otras entidades como la EOI, el Secot o la Fundación Santa María la Real. «El Imfe ha funcionado y bien», resaltó la portavoz municipal de Cs que destacó, asimismo, los buenos datos también de Plaza Gourmet que ha permitido dar el salto a la calle a tres nuevos negocios.

«No hay ni una sola razón ni de peso ni de lógica por la que se me ha apartado de la presidencia del Imfe que no sea por venganza, por envidia y por celos ante un buen trabajo que se estaba haciendo desde Ciudadanos», apuntó Rosa Luna que arremetió contra la «falta de autoconfianza» de Merayo en esta decisión lejos de la falta de confianza en la que la primera edil justificó el cese de la portavoz de la formación naranja al frente del organismo municipal.

Pleno de presupuestos

En cuanto al pleno de presupuestos en el que la dos concejalas de la formación naranja votaron en contra, la portavoz municipal de Cs puso el foco sobre la alcaldesa al asegurar que fue ella «la que organizó todo y la que decidió que estuviéramos el grupo municipal de Ciudadanos fuera del mismo» algo que valora como «una falta de humildad y de consenso tremendo» por parte de Merayo. Deja claro que al acuerdo para aprobar los prespuestos «no se llegó con Ciudadanos sino con USE» todo ello a pesar de que llegó a sentarse con el PP para presentarle 38 enmiendas al borrador de las cuentas «que no eran los mismos que tenía el grupo del PP encima de la mesa», con lo cual entiende que «ya nos dieron unos presupuestos obsoletos y eso quería decir que no querían negociar». En este sentido, también arremetió contra Coalición por El Bierzo, en el cogobierno con el PP, dado que «no nos preguntó si queríamos incluir algunas partidas en sus concejalías» cuando entiende que «deberían haberse sentado también con los grupos de la oposición» máxime «cuando hemos estado siempre abiertos a dialogar».

Ciudadanos ha denunciado la «falta de talante» y la «cobardía» de la regidora ponferradina y asegura que los presupuestos elaborados por el PP son «imposibles de ejecutar» y que únicamente el PP los utiliza para «lucirse políticamente» ante los ciudadanos un año antes de las elecciones municipales pero «dejando de lado aspectos importantes para la ciudad». Piden por ello a la alcaldesa que «sea un poco más sensata, que deje de engañar a los ciudadanos y que se ponga a trabajar y a gestionar este Ayuntamiento como Dios manda y no sembrando alarmas». No obstante, avanzó que su grupo sí está dispuesto a apoyar modificaciones de crédito en el caso en que sea «viable y factible»

Percepciones

La portavoz municipal de Cs, Rosa Luna, quiso dejar claro, por otro lado, que sus percepciones no son fruto de su labor al frente del Imfe sino que responden a su trabajo como portavoz municipal de la formación. «No cobro por ser presidenta del Imfe sino como portavoz municipal de Ciudadanos», subrayó, gracias a un documento que la propia alcaldesa firmó, y recordando que hasta el día de hoy «no he dejado de ejercer la portavocía». En este sentido, considera que «a lo mejor la que tenía que renunciar al puesto en la alcaldía es ella».

Luna hizo también alusión a las escuchas de la la Operación Enredadera recogidas en el investigación y dejó claro que Cs quiere «regeneración y limpieza democrática» aludiendo por lo que pide explicaciones a la regidora a la que acusó de poner en peligro el pacto suscrito a comienzo del mandato «para librarse de su dimisión» en el caso en el que llegase a «ser imputada».

Contenido Patrocinado

Fotos