Restos localizados en el cementerio de Fuentesnuevas. / E.jiménez

Localizan restos de una víctima de la dictadura en una fosa individual en el cementerio de Fuentesnuevas

En una primera fase de prospección se ha localizado esta fosa individual y se espera al menos encontrar los restos de un segundo represaliado

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada, en colaboración con la asociación Sputnik Labrego, ha localizado en el cementerio de Fuentesnuevas los restos de una víctima de la dictudura franquista. En concreto, se ha encontrado una fosa individual en la zona de extramuros de lo que era el antiguo camposanto, previo a su ampliación en los años 60. Además, se espera a lo largo del día localizar otra fosa individual más en base a un testigo que vio los hechos, a las víctimas e incluso cómo los enterraban, además de toda la documentación previa y testimonios de los familiares.

Se trata de una primera fase de prospección, en la que, según explicó el historiador y director de los trabajos, Alejandro González, se ha realizado una limpieza muy superficial de los restos para determinar si los restos pertenecen a una víctima. «Aunque no se ve signo de asesinato por el momento, hemos comprobado que sí es una víctima, que sí es un enterramiento fuera de lo común porque está fuera del cementerio, el cuerpo está ladeado, buena parte de la cabeza está mirando hacia abajo, es decir, no está enterrado, está lanzado a esa fosa y ahí es donde también comprobamos que estamos delante de una víctima de la dictadura», apuntó.

Tras la localización de los restos en esta fosa individual, el siguiente paso será tramitar los permisos en la Junta de Castilla y León para hacer la exhumación, que podría llevarse a cabo a finales de septiembre o comienzos de octubre. Después, serán estudiados en la Universidad de León y se realizarán los perfiles genéticos de ADN para comprobar la identidad de esa persona y compararla con dos familias que el Consistorio ponferradino tiene localizadas, con el fin último de devolverles los restos de sus seres queridos. «Al final lo que estamos haciendo aquí es sacar a una persona, a una víctima del lugar donde sus asesinos hace más de 80 años lo dejaron enterrado y que puedan regresar con sus seres queridos», añadió González.

Galería.

Hipótesis sobre las identidades

En un principio, los técnicos encargados de este minucioso trabajo sospechaban que en el cementerio de Fuentesnuevas podrían encontrarse dos grupos de personas porque tenían dos fechas diferentes de enterramiento pero con el nuevo testimonio de ese testigo «tendremos que comprobar con las siguientes fases del trabajo si son esas víctimas».

En ese sentido, Alejandro González explicó que supuestamente tienen dos identidades: una de una persona de Villafranca del Bierzo, José Aira del Valle, que fue asesinado a mediados de septiembre de 1936, y otra más que es Dositeo González que venía de la zona de Cervantes, en la provincia de Lugo, y este fue sacado de su domicilio en torno a mediados de agosto de 1936, «pero estamos dentro de esa hipótesis, no lo vamos a poder comprobar hasta que las pruebas genéticas determinen las identidades», indicó.

Por el momento, y hasta que no se puedan exhumar los restos, estos se cubrirán con una malla geotextil, que los protegerá perfectamente de cualquier posible alteración.

Fondos municipales

Estos trabajos forman parte de un proyecto del Ayuntamiento de Ponferrada en el que se localizaron 51 lugares de memoria histórica en el municipio, entre los que se encontraban posibles fosas, como la localizada ahora en el camposanto de Fuentesnuevas. Con un presupuesto anual de 60.000 euros destinado a este fin, se ha iniciado esta prospección, explicó el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón.

El regidor aseguró que este hallazgo «es un primer paso muy importante que además nos anima y vamos a seguir trabajando en el cementerio y lo vamos a hacer también en ese programa bianual en otros lugares donde tenemos información creíble, fiable de que puede haber fosas con restos de represaliados», con el objetivo de conseguir que Ponferrada sea un espacio libre de fosas.

Además, Ramón señaló que en la próxima convocatoria de la FEMP van a solicitar fondos para el estudio y prospección en el cementerio del Carmen de la capital berciana. En este punto, el historiador Alejandro González, aseguró que el proyecto y estudio que requiere es «muy profundo», ya que en este camposanto no solo hay víctimas de la dictadura, sino también «personas que morían en Ponferrada, por lo que tenemos que ser muy precisos, muy detallistas en el sentido de localizar a esas personas».