Evaristo Páramos y su Tropa do Carallo calentaron el ambiente en el Auditorio Municipal de Ponferrada en el primer concierto de las Noches de la Encina./Carmen RAmos

Evaristo Páramos y su Tropa do Carallo calentaron el ambiente en el Auditorio Municipal de Ponferrada en el primer concierto de las Noches de la Encina. / Carmen RAmos

Lehendakaris Muertos y Tropa do Carallo ponen la nota punk a las Noches de la Encina en el año del retorno

Decenas de personas volvieron al Auditorio Municipal para recuperar el tiempo perdido tras dos años de pandemia dándolo todo en el primero de los conciertos de las fiestas patronales de Ponferrada

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Ponferrada arrancó con fuerza sus Noches de la Encina en el año del retorno tras el parón por la pandemia. Lendakaris Muertos y Tropa Do Carallo pusieron el contrapunto este viernes en la noche de estreno del cartel de conciertos de la fiestas en honor a la patrona del Bierzo compartiendo escenario en el Auditorio Municipal de la capital berciana.

Tropa do Carallo, la nueva banda de Evaristo Páramos, líder de formaciones míticas como La Polla Records y Gatillazo y rostro del punk en Euskal Herria, fue la primera en saltar al escenario y lo dio todo, como acostumbra, junto a Abel Murua al bajo, Tripi a la batería y Alberto Salgado a la guitarra, sus fieles 'escuderos', para llenar Ponferrada con las canciones de su último disco '¡Qué hostias andáis!'.

Punk rock en español. Poco hay que decir. Arriba las manos y las voces, la tropa de fieles seguidores del grupo se volcaron para acompañar a voz en grito a Páramos en temas como 'Vente a la mierda', 'Inmortal podrido' o 'Anda a hacer hostias'.

Después de un arranque de pura energía que calentó, y bien, el ambiente, Tropa do Carallo dio el relevo a la segunda de las bandas 'en liza' sobre el escenario del Auditorio Municipal de la capital berciana, la banda de punk navarra Lendakaris Muertos.

Decenas de seguidores tararearon sus irónicas letras, afiladas y provocadoras, cargadas de humor, crítica y mala leche, e hicieron los coros en temas tan emblemáticos 'Demasiado ciego para follar', versión del sencillo 'Too drunk to fuck' del grupo estadounidense de hardcore punk Dead Kennedys.

Aitor Ibarretxe (voz), Jokin Garaikoetxea (bajo y coros), Potxeta Ardanza (batería) e Ivan Karmona (guitarra y coros) hicieron vibrar a un público entregado que coreó al pie de la letra, cachi en mano, sus nuevas canciones.

Todo ello en una noche que acompañó en lo meteorológico, que se calentó aún más con el punk de ambas bandas y que no hizo más que abrir un amplio y variado cartel que se prolongará, nada más y nada menos, que a lo largo y ancho de siete días.