La coordinadora de la Junta en El Bierzo, Silvia Franco (D), y la directora médica de Atención Primaria, Isabel González (I), durante su comparecencia./César Sánchez

La coordinadora de la Junta en El Bierzo, Silvia Franco (D), y la directora médica de Atención Primaria, Isabel González (I), durante su comparecencia. / César Sánchez

La Junta implanta «consultas de rebosamiento» por la tarde para atender las urgencias pediátricas en Ponferrada

Se llevarán a cabo de 16.00 a 20.00 horas en el centro de salud Ponferrada IV de Cuatrovientos

D. ÁLVAREZ Ponferrada

La coordinadora de la Junta en la comarca del Bierzo, Silvia Franco, anunció este viernes la implantación de «consultas de rebosamiento» en horario de tarde para atender las urgencias pediátricas en la ciudad de Ponferrada. Estas consultas se llevarán a cabo con cita previa de 16 a 20 horas en el centro de salud Ponferrada IV, situado en la localidad de Cuatrovientos. Fuera de ese horario, serán los médicos de familia los encargados de atender las urgencias en cada centro de salud, con la posibilidad de derivar los casos más graves al Hospital «como se viene haciendo hasta el momento».

De esta manera, Franco trató de enviar un «mensaje de tranquilidad» a las familias con niños, tras el anuncio de que el centro de salud Ponferrada II dejará de atender estas urgencias a partir del tres de enero. «Van a seguir recibiendo asistencia de calidad en Ponferrada», insistió la coordinadora de servicios de la Junta en la comarca.

En una nota de prensa, la Gerencia Regional de Salud aseguró ayer que esta atención pediátrica urgente que se presta a las 7.300 tarjetas sanitarias de menores de 14 años del municipio se trasladaría «de modo provisional» al Hospital del Bierzo. Preguntada por la provisionalidad de la medida, Franco afirmó hoy que «de momento la situación es la que es».

Por su parte, la directora médica de Atención Primaria, Isabel González, señaló que esta medida se pone en marcha debido a que los pediatras disponibles no son suficientes para cubrir las guardias programadas. La intención de los responsables sanitarios es «canalizar la demanda hacia las consultas de la tarde», insistió González, que abrió la puerta a «buscar otras alternativas» si se comprueba que la medida no surte efecto.

En ese sentido, el portavoz del PP en Ponferrada, Marco Morala, apuntó que la Junta tiene la «voluntad política» para resolver este problema y «reactivar el servicio con toda normalidad». Según Morala, las medidas anunciadas forman parte de un «pequeño periodo transitorio» cuya repercusión en el tiempo será «cuestión de días». «Si los pediatras que hay aquí no prestan ese servicio, se buscarían pediatras de otras localidades», señaló el portavoz de los 'populares' en la ciudad.