Ana María Lourido Rico, la que hasta ahora era decana del los Juzgados de Ponferrada.

La jueza decana de Ponferrada renuncia a su cargo tras tres años como responsable

Ana María Lourido Rico ejecuta su salida del decanato tras desarrollar algunos objetivos como solventar el retraso del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3, para lograr la implantación de la separación de jurisdicciones en Ponferrada

LEONOTICIAS Ponferrada

La jueza decana de Ponferrada, Ana María Lourido Rico, comunicó el 22 de junio al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) su voluntad de renunciar al cargo de decana de los Juzgados de Ponferrada, responsabilidad que venía ejerciendo desde que el 22 de abril de 2019 fuese elegida por los jueces y magistrados de este partido judicial por unanimidad.

Una vez aceptada el pasado 11 de julio la renuncia por parte del CGPJ, Lourido debe convocar nuevas elecciones, que tendrán lugar previsiblemente en septiembre, y continuar en el cargo hasta la toma de posesión del nuevo decano.

Su proyecto de tres años

La renuncia se produce después de más de tres años en los que se ha trabajado con plena dedicación para alcanzar los objetivos principales pretendidos, entre ellos solventar el retraso del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3, para lograr la implantación de la separación de jurisdicciones en Ponferrada, proceso ya iniciado y en marcha que culminará en un futuro inmediato, y para gestionar la complicada crisis pandémica.

Lourido considera que en los últimos meses no ha sido representativa de la voluntad de algunos de los compañeros de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción respecto a la articulación de la separación de jurisdicciones, en la que cree profundamente, habiendo presentado su renuncia al derecho a elegir labores de Instancia (Civil) o Instrucción (Penal) con el fin de facilitar que se alcanzase en plazo una propuesta favorable a dicha separación, algo que finalmente se logró.

La jueza ha mostrado su más sincero agradecimiento a todos aquellos que han aunado esfuerzos para la consecución de los objetivos logrados.