Izquierda Unida «sospecha» que monitores de las piscinas de Ponferrada no cobran su salario

Imagen de la reunión entre miembros de IU y responsables comarcales de UGT. /
Imagen de la reunión entre miembros de IU y responsables comarcales de UGT.

El candidato de la coalición a la Alcaldía, Javi Arias, carga contra la política de privatizaciones y propone remunicipalización de servicios públicos

ELBIERZONOTICIASPonferrada

Izquierda Unida ha vinculado este viernes una denuncia pública a uno de sus postulados políticos en Ponferrada. La coalición dice «sospechar» que «algunos monitores de las piscinas municipales no cobran su salario hace meses» pese a que la empresa concesionaria sí habría recibido los pagos correspondientes por parte del Ayuntamiento, lo que ha aprovechado para insistir en lo que considera como la «total inconveniencia para el interés general del modelo de externalizaciones y privatizaciones» tras mantener un encuentro con responsables comarcales de la Unión General de Trabajadores. Así las cosas, su candidato, Javi Arias, aboga por la «remunicipalización» de los servicios de agua, recogida de basuras y transporte urbano.

IU «cree coincidir» con UGT en la «necesidad» de realizar una RPT (Relación de Puestos de Trabajo), de modo que se «cartografíe las carencias reales del Ayuntamiento en términos de personal». «La falta de personal, por ejemplo a raíz de nuevas jubilaciones, está suponiendo que quienes deciden cómo organizar el trabajo en el Ayuntamiento opten por perjudicar a trabajadores y trabajadoras dedicando dinero de plazas vacantes a otros usos», señala la coalición.

Defender la actualización del convenio marco

Tras recordar que IU apoyó al Gobierno municipal de Partido Popular y Coalición por El Bierzo en la actualización del convenio marco pactada con los sindicatos, el candidato se compromete con la plantilla a defender esta medida en el próximo mandato.

Finalmente, Arias dijo confiar en la formación de un «Gobierno de progreso» en el Ayuntamiento que «recupere el diálogo social, prácticamente inexistente en Ponferrada los últimos años con la consecuente falta de organización de las fuerzas del trabajo y pérdida, incluso, de subvenciones».