IMFE y SECOT: Pa-Ta-Ta

JESÚS MORAL GARCÍA

La patata se hace presente en platos y fotos. Los políticos la invocan al practicar su acendrada afición por la fotografía: Contra más fotos, más vivos parecen, más redes sociales, más portadas o páginas de interior, menos peligro de caer en el ostracismo y el olvido que acecha tras la cambiante realidad del día a día. Las carencias de gestión se remedian con instantáneas, con imágenes, reflejos de afanes y vacios, de apetencias y lagunas, de logros y déficits.

Rosa Luna preside el IMFE, organismo autónomo del Ayuntamiento de Ponferrada que tiene por función promover políticas activas de empleo, fomentando el espíritu emprendedor.

Roberto Escudero es Presidente de Secot-León (Seniors Españoles para la Cooperación Técnica) asociación que tiene entre sus fines prestar asesoramiento a jóvenes emprendedores que no pueden pagarse una asesoría comercial.

IMFE y Secot (Rosa y Roberto) han firmado un convenio (el segundo) para formar a jóvenes y tutorizar sus proyectos empresariales. Loable fin. Justa causa. Y lo inmortalizan con una foto. Así 'veremos' que el IMFE y Secot están vivos, que sus asuntos colean aunque el resultado sea incierto pues nadie sabe dónde están los negocios de éxito del primer convenio. Acaso porque no tienen foto.

El gasto previsto (2.500 €) servirá para abonar viajes y dietas a los seniors de Secot y habrá una Comisión de Seguimiento integrada por Rosa y Roberto y su vicepresidente Francisco Rodriguez Garcia, señor de Bembibre. La mayoría de los componentes del 'Claustro' de la escuela de emprendedores (Esemp) de Secot son profesores jubilados de la universidad que prolongan su vida profesional dando formación y practicando la denominada 'Secoterapia', academicismo versionado fuera de las aulas, con tintes de diversión y rejuvenecimiento gracias a la mocedad de sus pupilos. Alguno ya no está en la Esemp. Otros han abandonado Secot. Son problemas del 'corta y pega'. En realidad no saben que es 'emprender' (acometer un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro) pues como funcionarios no han sentido la satisfacción de un resultado empresarial feliz ni las negruras del fracaso y la exclusión. Su experiencia es erudita pero poco empresarial, salvo excepciones. El mundo universitario no se compadece con el real.

Roberto ha vivido a la sombra de la administración y al asilo y padrinazgo de la actividad política y corporativa, que reporta pingües beneficios y desborda la agenda de contactos.

Rosa es fotogénica y le hace requiebros a la cámara para resaltar sus atractivos. Mira de frente y a los ojos... del objetivo. A Rosa le gusta chupar, obtener sustancia... de la cámara. Rosa se adorna, luce, centellea, deslumbra. Para sus apariciones siempre elige sus mejores trapos, el mejor capote de brega, con chanclas y a lo loco. Da igual que sea en la noche templaria o en la puerta del hospital, y cuando no tiene foto, la busca, aunque sea con el ultraderechista y ultranacionalista flamenco (que no catalán) Guy Verhofstadt. Para ello va al Foro Nueva Economía donde acuden personajes como Inda o Florentino (castor) o falangistas de nuevo cuño como Rivera (su jefe de centuria). El presidente del Foro es hermano del citado Vicepresidente y no hay que ser suspicaz para suponer que podrían dispensarse mutuas atenciones. 'Facio ut facias. Paco no oculta su admiración por Rosa con quien gusta de hacer fotos para colgar en las redes sociales.

Rosa estudió en la Universidad San Pablo-CEU de la que Rouco Varela es doctor honoris causa. Lástima que en la amplia fototeca de Rosa no encontremos sus posadas en Panamá con papeles o sin ellos. Rosa estudió en centros privados pero es experta en utilizar lo público: El mustio Gastro Gourmet Plaza y el IMFE son ejemplos. En un ayuntamiento decaído Rosa pone en valor su cuota de poder municipal.

Y para mutuo consuelo y socorro aparece un Secot dirigido por el diestro Roberto, incapaz de tener palabra mala, aunque destine dineros públicos de la Oficina del Egresado a rescatar eximios periodistas como Martinez Carrión con un contrato de tres meses tan innecesario como suculento ignorando las críticas recibidas pues Roberto hace de su Presidencia capa y de los dineros públicos sayo.

Secot proclama su independencia en el art. 1 de sus Estatutos, a la vez que constituye (caso único en España) una asociación como AFEBI -enésima plataforma para revitalizar El Bierzo- que tiene entre sus socios a un Lamelas con desfile de deudas insaldadas, multas y avales retenidos y cuyos hijos se disfrazaban de mineros para cotizar porque 'a veces' bajaban al pozo? ¿Qué le debe Roberto a Manolo? ¿La cesión de un espacio en la Cámara de Comercio bajo su presidencia? ¿Les veremos disfrazados de rey mago repartiendo chocolatinas a los necesitados y animando con prodigalidad el comercio en La Puebla? En su dia critiqué en el ámbito interno esa asociación que a la fecha no tiene obras, solo fotos.

Roberto, docto en dirigir sesudos estudios, carece del don de dirigir equipos. Roberto es cobarde, y como el niño pequeño que rompe un jarrón corre a esconderse y poner su culpa a buen recaudo. Su puesto no es remunerado pero otorga halo de prestigio y presunción de virtud.

¿Ayudará Roberto a Rosa a vender mangos en Japón?

La amistad se ve amenazada por el interés, la política, los celos y las rivalidades de toda índole. Adulación y simulación, son azotes de la amistad. La verdad venida del amigo es ingrata.

Contenido Patrocinado

Fotos