Imagen de la Nacional 120 que une Ponferrada con Orense. / César Sánchez

El Gobierno dará prioridad a los tres tramos de la A-76 que unirán Ponferrada y Valdeorras

El delegado del Gobierno en Galicia refrenda la apuesta del Ejecutivo central por esta nueva vía de comunicación actualmente en fase de licitación del proyecto y de las bases

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Gobierno dará prioridad a los tres tramos de la autovía a Orense A-76 que unen Ponferrada y O Barco. Así lo anunció el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, en la visita realizada a la capital valdeorresa. «El Gobierno priorizará el tramo entre O Barco y Ponferrada», señaló.

Miñones refrendó la apuesta del Ejecutivo central por esta nueva vía de comunicación y recordó que estos tres tramos de la infraestructura que mejorará las comunicaciones entre la capital beciana y la puerta a entrada a Galicia por la comarca de Valdeorras se encuentran actualmente en fase de redacción del proyecto y las bases de licitación.

El delegado del Gobierno gallego confirma así el anuncio realizado en junio por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante su visita a Ponferrada para inaugurar las obras de rehabilitación del Castillo Viejo en el que también daba prioridad al tramo Ponferrada-O Barco de la A-76. Una prioridad que, según señaló en su intervención, «responde a una planificación coherente y sensata».

125 kilómetros de autovía entre Ponferrada y Orense

La nueva autovía A-76, que permitirá unir Ponferrada y Orense mediante una v ía de gran capacidad con una longitud aproximada de unos 125 kilómetros, es un eje estratégico para la vertebración de la Galicia interior y para el acceso a Galicia desde Castilla y León y la Meseta debido a su conexión con la Autovía del Noroeste (A-6).

El nuevo vial, cuyo trazado se basa en el máximo aprovechamiento de la calzada de la actual carretera N-120, aumentará la capacidad del corredor existente y mejorará de forma notable los tiempos de recorrido y las condiciones de seguridad de los usuarios, evitando el paso por los numerosos núcleos presentes a lo largo del actual trazado de la N-120. Todo ello, con el fin de hallar un trazado funcional como autovía, económicamente eficiente, integrado con el territorio y viable en términos ambientales.