Fernando Fueyo, junto a la acuarela de la glicinia./E.Jiménez

Fernando Fueyo, junto a la acuarela de la glicinia. / E.Jiménez

Fernando Fueyo hace inmortal a la glicinia centenaria de Ponferrada

El artista plasma en una acuarela a la «dama elegante» de la capital berciana que descansará en el interior del Museo de la Radio 'Luis del Olmo'

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

La glicinia centenaria de Ponferrada es inmortal desde este martes gracias a la delicada mano del artista Fernando Fueyo, que ha plasmado en una acuarela «la belleza exhuberante de una dama elegante». Para realizar esta obra, el artista mantuvo un diálogo con la planta de más de dos meses, un tiempo en el que le ha permitido « descubrir rincones secretos que la mayoría de la gente no ve, pasan por aquí todos los días y no ven que tienen un mundo rico alrededor».

Fernando Fueyo, el pintor de cámara de los árboles por excelencia, observó la floración de la glicinia pero cuando comenzó a pintar «ya había perdido todas las flores y quedaron las hojas, que también son asombrosas».

De este modo, con tiempo, consiguió capturar la «sutileza de los tonos» en una de las técnicas más complicadas que existen, la acuarela, puesto que «no permite corrección de ningún tipo, has de tener el trazo firme, una fidelidad a lo que estás pintando y no tener prisa, tener una mentalidad casi como la de un budista», indicó, a la vez que aseguró que « la que mandaba es ella, podía haberlo dejado hace tiempo pero ella me obligaba a seguir y es un cuadro que no se terminaría en bastante años».

El acto, pasado por agua y que obligó a trasladarse al interior del Museo de la Radio, contó también con la presencia del botánico Bernabé Moya, el «médico» de la glicinia, quien explicó que conoció esta planta «en un momento muy terrible en el que estaba proyectada su desaparición» y que a su vez estaba muy enferma. Pero tras un informe en el que señalaba que era una glicinia de las más importantes de España y 20 años de cuidados, «hemos conseguido restaurarla, hemos conseguido que la inmortalice Fernando Fueyo y estamos a punto de conseguir que la planta abrace todo el Museo de la Radio» y entonces la glicinia «mostrará lo que es, un abrazo amoroso a todos los vecinos de Ponferrada por haberla cuidado y por haberla mantenido».

Por su parte, el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, destacó la importancia de realizarle este encargo al «pintor de cámara de los árboles, probablemente el mejor artista en pintura de árboles y plantas de este país y uno de los mejores de Europa», que ha permitido que la glicinia «pase a la historia como uno de los árboles importantes de la trayectoria también de Fueyo, que ha pintado en sus acuarelas los árboles más importantes, más antiguos y más llamativos de nuestro país».

La acuarela de la glicinia tendrá su sede permanente en la Casa de Escudos. «La glicinia tiene su sede en el Museo de la Radio, pues parece obligado que la sede del cuadro sea el propio museo», concluyó el regidor.