La Asociación Feministas Bercianas en un acto a las puertas del Ayuntamiento de Ponferrada. / César Sánchez

Feministas Bercianas reitera a PSOE y Podemos la necesidad de romper el pacto de gobierno en Ponferrada con CB tras el caso Muñoz

Condena las últimas declaraciones del exconcejal y lamenta que se mantenga el acuerdo con el que fuera su partido tras ser investigado por un presunto delito de tentativa de homicidio y malos tratos continuados a su exesposa, Raquel Díaz, cuando «al conocerse los hechos no sólo no mostró rechazo o condena alguna sino que se deshizo en halagos hacia el agresor ensalzando públicamente su figura en detrimento de la víctima»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Asociación Feministas Bercianas ha condenado enérgicamente las últimas declaraciones conocidas del exconcejal de Ponferrada Pedro Muñoz, investigado por un presunto delito de tentativa de homicidio y malos tratos continuados a su exesposa, Raquel Díaz, y se reitera en la necesidad de romper el pacto de gobierno del consistorio de la capital berciana en el que PSOE y Podemos «siguen gobernando junto a Coalición por el Bierzo, el partido del propio Pedro Muñoz, que al conocerse los hechos no sólo no mostró rechazo o condena alguna sino que se deshizo en halagos hacia el agresor ensalzando públicamente su figura en detrimento de la víctima y con una falta de respeto inaceptable no sólo hacia ella sino hacia todas y cada una de las mujeres», señalan.

Feministas Bercianas señala la «misoginia manifiesta» del expolítico berciano al referirse a Díaz «como quien habla de un objeto, deshumanizándola y presentándose como su salvador cuando la realidad es que está acusado de intentar arrebatarle la vida de una forma brutal», apuntan.

Lamentan, además, que el que fuera concejal del actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ponferrada «parece estar más preocupado de alimentar su propio ego que de las acusaciones que pesan sobre él, incluso cuando se sabe que los informes forenses han avalado en todo momento la versión de la víctima».. Además, desde la asociación se preguntan con auténtico pavor «cómo es posible que alguien sobre quien pesan tales acusaciones pueda haberse convertido en algo así como un líder espiritual de la prisión en la que ha pasado los últimos dos años». «Que el presunto homicida se haya dedicado a impartir talleres al resto de reclusos es un auténtico despropósito que contraviene los esfuerzos históricos del movimiento feminista para sentar las bases de una verdadera educación en igualdad para la sociedad en su conjunto», subrayan.

También al hilo de esas últimas declaraciones públicas del exlíder de Coalición por El Bierzo, Feministas Bercianas pone el acento en una frase que consideran reveladora. «Dice Muñoz que, de haberse peleado, él podría haber acabado peor que ella. Y, efectivamente, nosotras tampoco creemos que haya habido pelea alguna: lo que pasó, en todo caso, sería un episodio atroz de violencia machista en el que ella tenía todas las de perder a causa del miedo, de la indefensión aprendida y de la rotunda anulación emocional a la que son sometidas las víctimas de esta forma de violencia durante largos periodos de tiempo».

Por otro lado, desde la Asociación Feministas Bercianas reflexionan sobre un dato «sobrecogedor» que la periodista Susana Martín recoge en otro de sus artículos sobre el caso publicados por leonoticias. Consideran que si es cierto que el acusado rompió intencionadamente el dispositivo de seguridad «cómo puede no haber tenido ese hecho consecuencias». Insisten en que si desde el principio se han mostrado firmes en suy convicción de que no deberían haberle concedido la libertad provisional al exconcejal por los mismos motivos por los que en numerosas ocasiones le fue denegada, «ahora inevitablemente la desazón y la rabia se multiplican». «Nos dicen que no estamos solas cuando lo cierto es que las instituciones nos abandonan por completo a nuestra suerte», denuncian.