Imagen de una concentración de la asociación Feministas Bercianas.

Feministas Bercianas convocan una concentración en Ponferrada por el Día Internacional Contra la Explotación Sexual

Será el 23 de septiembre a partir de las 20.30 horas en la plaza del Ayuntamiento de la capital berciana

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Asociación Feministas Bercianas ha convocado una concentración para el 23 de septiembre, Día Internacional Contra la Explotación Sexual y la Trata de Mujeres y Menores, que se llevará a cabo a las 20:30 horas en la Plaza del Ayuntamiento de Ponferrada.

El colectivo, que tiene la abolición de la explotación sexual como uno de sus principales objetivos, explica que «cuando se habla de prostitución y trata, todavía hay quien piensa que son cuestiones distintas e incluso independientes, cuando lo cierto es que son realidades indisociables: del mismo modo que sin demanda no hay prostitución, sin prostitución no hay trata. Tampoco hemos de olvidar que legitimar la prostitución es legitimar la idea de que las mujeres, que somos más del 95% del total de las víctimas, estamos en venta, lo que sirve para someternos de una forma atroz especialmente a aquellas con menos recursos».

En sintonía con esta premisa, la Asociación Feministas Bercianas puso en marcha a finales del año pasado con sus propios medios el Proyecto 'Puede Ser Cualquiera', consistente en una exposición fotográfica, una charla coloquio y una obra de teatro en colaboración con la Compañía Del Canal Teatro, con el que desmontan los mitos más comunes en torno a la explotación sexual desgranando «la que es a todas luces una de las más terribles formas de violencia contra las mujeres». Anuncian, además, que dicha exposición fotográfica, en la que cada una de las imágenes se acompaña de un texto sacado literalmente de un foro de puteros, será mostrada en la concentración del día 23 de septiembre «para que la ciudadanía pueda comprobar en primera persona hasta qué punto las mujeres somos deshumanizadas».

En términos globales, determinan que «la prostitución es la prueba más evidente de la estructura profunda patriarcal de todas las sociedades; evidencia la desigualdad de las mujeres que facilita el ejercicio de la dominación y violencia sobre ellas, sobre nosotras. En nuestras sociedades neoliberales la prostitución muestra cómo las mujeres pueden ser adquiridas como cualquier otro objeto con valor de mercado. Se trata, pues, de una institución patriarcal que reproduce, consolida y perpetúa la desigualdad y la subordinación de las mujeres».

En lo que respecta a nuestro país, explican que «España es considerado el prostíbulo de Europa, siendo uno de los principales destinos en el mundo de la trata de mujeres víctimas de este tipo de esclavitud y considerado un paraíso de lo que burdamente se conoce como `turismo sexual´». Frente a este panorama, defienden la necesidad de que el Estado español adquiera el compromiso definitivo de aprobar una Ley Abolicionista del Sistema Prostitucional en los términos en los que ya la ha redactado el movimiento feminista, que aboga por la protección, rehabilitación y atención integral de las mujeres prostituidas, por el desmantelamiento y la penalización de la industria proxeneta y por sancionar la demanda «o, lo que es lo mismo, sancionar a los puteros que son quienes sostienen y perpetúan el sistema prostitucional».