Una familia denuncia «discriminación» hacia su hijo en un campamento de Ponferrada por sus alergias alimenticias

El niño es alérgico a los frutos secos y al huevo./
El niño es alérgico a los frutos secos y al huevo.

La familia rechaza los criterios del organizador del campamento, sobre todo porque su hijo no iba a comer en el centro

ELBIERZONOTICIASPonferrada

Una familia de Ponferrada ha denunciado una situación «injusta y tremendamente discriminatoria» con su hijo de cuatro años por parte de la organización de un campamento de verano que se celebra en la ciudad durante la época estival por sufrir alergias alimentarias.

Según han explicado a los medios de comunicación, se trata del campamento de ocio del Colegio San Ignacio. Y es que al cabo de unos días tras cubrir la ficha con los datos del niño y pagar la cuota la organización se puso en contacto con ellos para informarles de que su hijo no podrá participar en dicho campamento «por ser alérgico a algunos alimentos -huevo y frutos secos-». «No aceptan niños alérgicos porque no se hacen responsables de lo que pueda ocurrirles en caso de algún incidente vinculado a su alergia», señalan los padres.

Lo curioso, según añaden, es que «iba a asistir en horario de 10:00 a 14:00 horas, les darían -a todos los niños- una pieza de fruta a media mañana y a comer se iría a casa». Además, la organización del campamento les ha asegurado que «están prohibidas el uso de jeringuillas en el centro, y por tanto no podría llevar su medicación de emergencia, por lo que insisten no lo aceptarán en el campamento».

Con todo ello, estos padres no comprenden «a qué norma o ley pueden acogerse para rechazar al niño en el campamento», pero en cualquier caso, «nos parece una decisión injusta, discriminatoria, sectaria e irresponsable por parte de la organización, muy lejos de los valores de inclusión, integración e igualdad».

Finalmente esta familia ha querido hacer pública su situación porque otras personas pueden verse igualmente afectadas por circunstancias similares y para dar a entender que «ningún niño debe ser rechazado en una actividad de este tipo por convivir con una patología o algún handicap de este tipo». De este modo, han optado por inscribir a su hijo en el campamento de la SD Ponferradina, que les ha puesto muchas facilidades asegurando que «en el campamento había más niños con alergias y diabéticos y los monitores estaban pendientes de ellos en todo momento».