Fabero, ejemplo de la puesta en valor y conservación de los enclaves mineros de Castilla y León

Pozo Julia./
Pozo Julia.

Patrimonio anuncia que la incoación de Bien de Interés Cultural (BIC) estará resuelta antes de que entre el nuevo gobierno, por lo tanto en uno o dos años este conjunto patrimonial tendrá la consideración oficial como conjunto histórico

E.JIMÉNEZPonferrada

La cuenca minera de Fabero se convertirá en el mejor ejemplo de la puesta en valor y la conservación de los enclaves mineros de toda Castilla y León y será el primero en contar con la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) como conjunto histórico en el plazo de uno o dos años. De este modo, Patrimonio dejará hecha la incoación antes de que entre el nuevo gobierno y desde ese momento «gozará de todos los derechos, prerrogativas y también de todos los deberes en cuanto a la captación de subvención e inserción en las rutas turísticas», explicó Enrique Sáiz, director general de Patrimonio, durante las Jornadas de Patrimonio Industrial y Minero que se celebran en la UNED de Ponferrada.

Es un proyecto en el que la Junta de Castilla y León lleva trabajando varios años junto con el Ayuntamiento de Fabero e incluye ocho enclaves como el Pozo Viejo, el Pozo Julia, el Pozo Alicia, el poblado de Diego Pérez e incluso las líneas de baldes aéreos para convertir sus itinerarios «en zonas protegidas para que a través de sendas peatonales o de bicicletas puedan unirse todos los puntos visitables entre sí».

El director general de Patrimonio y la alcaldesa de Fabero.
El director general de Patrimonio y la alcaldesa de Fabero.

Se trata, aseguró Sáiz, de enclaves importantes que se unirían al sistema urbano y patrimonial con las viviendas del poblado, «ejemplo de la llegada de la modernidad a Fabero», y también al componente humano, puesto que «es importante la consideración de la memoria colectiva, de la gente, de las generaciones que han vivido la mina». En ese sentido, puso en valor la labor de la Asociación Cultural de Mineros de la Cuenca de Fabero «que está aportando mucho» con la organización de las visitas guiadas y con la mina Imagen.

Así, para el director general de Patrimonio es un proyecto a largo plazo que va recibiendo pequeñas cantidades de dinero para invertir en los distintos enclaves poco a poco. De este modo, casi de forma inminente se iniciará la recuperación de las cubiertas del Hospitalillo del Pozo Viejo y ya están elaborados los proyectos para la mejora integral de la mina Imagen y de su ambiente urbano. Todo ello con una inversión de 160.000 euros.

En cuanto a la Gran Corta, que se uniría a toda esta iniciativa, la alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, señaló que será Tragsa la que se encargará de hacer un informe y valoración de lo que costaría el arreglo y puesta en valor de todas las escombreras que hay en Castilla y León, en Asturias y en la zona de Aragón «y es lo último que sabemos». Pero lo que tiene claro es que cuando se reúnan «le vamos a plantear lo que nosotros pretendemos hacer en esa Gran Corta, esperemos que alguien nos escuche», concluyó.