Los expertos ponen el foco en las políticas públicas para evitar la despoblación y reforzar el papel de la familia en el medio rural

El vicerrector del Campus del Bierzo, José Ramón Rodríguez (2D), junto a los investigadores participantes en la reunión científica internacional./CARMEN RAMOS
El vicerrector del Campus del Bierzo, José Ramón Rodríguez (2D), junto a los investigadores participantes en la reunión científica internacional. / CARMEN RAMOS

El Campus de Ponferrada acoge la segunda edición de la reunión científica en la que participan investigadores de siete universidades españolas y de ámbito internacional para analizar la familia y sus dinámicas a lo largo de la historia moderna

CARMEN RAMOS Ponferrada

Los expertos apuestan por el impulso a las políticas públicas para evitar la despoblación y reforzar el papel de la familia en el medio rural. «Las políticas públicas son absolutamente fundamentales porque inciden sobre la creación de expectativas positivas individuales a la población y favorecerían el impulso de las poblaciones en las que la familia tuviera más fuerza con posibilidades de acceso al matrimonio, al trabajo o a la vivienda», explicó el catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Murcia, Francisco Chacón, en la inauguración en el Campus de Ponferrada de la segunda edición de la reunión científica internacional que analiza la familia y sus dinámicas a lo largo de la historia moderna.

La iniciativa está organizada por los profesores Juan Manuel Bartolomé Bartolomé, de la ULE, y Máximo García Fernández, de la Universidad de Valladolid (UVa), que estudian la cultura material y la apariencia social de las familias en el interior peninsular desde el año 1500 hasta el 1850, y cuenta con la participación de 85 investigadores de siete universidades españolas: Valladolid, León, Castilla-La Mancha, Cádiz, Extremadura, País Vasco y Murcia a los que se unen también otros de ámbito internacional para analizar los entornos sociales de cambio que se produjeron entre los siglos XVI y XX, con la aparición de nuevas solidaridades y la ruptura de antiguas jerarquías.

Los investigadores detectan grandes diferencias entre las familias del mundo rural y urbano, con modelos de comportamiento con un arraigo más tradicional en los pueblos. Asimismo ponen el foco en los cambios sociales que en los últimos 500 años se han producido en la sociedad para estudiar la problemática de las familias. «Son unos cambios sociales que se producen por cuestiones tecnológicas, científicas o avances de revolución industrial pero que tienen siempre su cristalización y su plasmación en la cotidianidad alrededor de los seres individuales y en concreto en las familias, entorno a problemáticas como el matrimonio, las relaciones sociales, las herencias donde no sólo hay cuestiones históricas, sino también antropológicas, de Derecho de Familia y Civil», explicó el catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Murcia.

Desde el punto de vista de los expertos, los cambios experimentados en la familia «son los cambios experimentados en las relaciones sociales individuales, es decir, la autoridad patriarcal, muy fuerte, muy rígida, se ha ido diluyendo a un sentido horizontal de igualdad», apuntó el también coordinador del proyecto, que puso el énfasis en la importancia del estudio que «permite dar algunos avances a la comunidad científica internacional sobre los cambios que se producen en las sociedades a partir del estudio de las familias en general» y abordar también «la importancia de la historia desde un punto de vista interdisciplinar para llevar sus enseñanzas a la sociedad».

El vicerrector del Campus, José Ramón Rodríguez, por su parte, explicó que las jornadas servirán para «hacer una puesta en común de cada uno de esos proyectos que giran todos ellos entorno a la familia» que es, a su juicio, «una institución imprescindible para nuestra cultura», señaló. Asimismo se mostró satisfecho de que los expertos hayan elegido Ponferrada como sede de esta reunión y confía en que si se celebra otra edición «cuenten con el Campus».