Droga y efectos intervenidos en la operación antidroga.

Detenido en Ponferrada el propietario de un bar en el que se traficaba con cocaína

La operación se cierra con la detención de otro individuo que se encargaba de transportar la droga desde Galicia

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Un empresario de la hostelería que regenta un bar en el Barrio de los Judíos de Ponferrada resultó detenido por un delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de cocaína. En la misma operación, los agentes de la Policía Nacional detuvieron a otro individuo que se encargaba de transportar la droga desde Galicia. Ambos individuos, que cuentan con antecedentes policiales, ya han ingresado en prisión provisional tras su paso a disposición judicial.

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en León, las investigaciones arrancaron a finales de verano, cuando los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia para comprobar que al bar acudía diariamente un flujo llamativo de personas, conocidos consumidores de sustancias estupefacientes, que entraban y permanecían unos instantes sin que les hubiera dado tiempo a tomar ninguna consumición, por lo que los investigadores concluyen que sólo entraban a surtirse de sus dosis.

Entre las personas que van siendo identificadas, se detecta que además de los clientes asiduos, también acuden personas investigadas anteriormente por 'trapichear' con cantidades superiores a dosis de consumo. Estos últimos permanecen más tiempo en el local, ya que en estos casos se surten de cantidades superiores para luego revenderlas entre sus propios clientes.

De la investigación se desprende que la droga proviene de Galicia y que la persona encargada de su transporte elige días festivos en los que presupone que la presencia policial será más escasa para viajar hasta Ponferrada. Su último viaje se produjo este domingo, mientras se disputaba un encuentro de fútbol entre la SD Ponferradina y el Lugo CF, motivo que hacía confiar a los detenidos que la presencia activa de la policía en la vía pública sería menor.

Sin embargo, ambos fueron sorprendidos con 210 gramos de cocaína y 6.600 euros en efectivo. Tras llevar a cabo los pertinentes registros, los agentes localizaron más dinero en efectivo, 300 gramos de marihuana, una báscula de precisión, un vehículo habilitado para esconder droga y dos teléfonos móviles. Con sus detenciones, la Policía Nacional considera desmantelado un punto negro de venta de droga que comenzaba a generar inseguridad en el barrio.