Autoridades y miembros de la SD Ponferradina antes de la ofrenda. / César Sánchez

La Deportiva pide a la patrona del Bierzo su ayuda para seguir compitiendo en la LFP

La entrega de una camiseta y un balón a cargo del socio más antiguo del club y del capitán, Yuri de Souza ha sido la ofrenda realizada por la Ponferradina a la patrona

ESTHER JIMÉNEZ / CARMEN RAMOS Ponferrada

La SD Ponferradina ha sido la encargada de realizar este año la ofrenda floral a la patrona del Bierzo, la virgen de la Encina. Antes de la misa y posterior ofrenda, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, destacó la labor de la Ponferradina tanto en lo deportivo como en lo formativo. «Algo que no se nos pasa a nadie en tiempos de tanto sufrimiento y sacrificios es la capacidad que tiene el fútbol y el deporte de hacer felices a las personas, aúpa Ponferradina, muchos éxitos», señaló. Además, el presidente del club berciano, José Fernández Nieto, recibió una placa conmemorativa por parte del Consejo Comarcal.

Tras el acto institucional se celebró la ofrenda que realizó el propio Fernández Nieto, quien pidió a la patrona del Bierzo su ayuda, y también la de los aficionados, para seguir compitiendo una temporada más en la Liga de Fútbol Profesional.

Una temporada «especial» en la que se cumplen cien años «de grandes y pequeñas historias en las que, por encima de todo, el club siempre ha ido de la mano de su tierra y de sus gentes. Ahora, queremos seguir haciendo Bierzo repartiendo ilusión y mostrando que solo es imposible lo que no se intenta».

Para reforzar los lazos del club con la virgen de la Encina y como símbolo de su unión con el Bierzo, el socio más antiguo de la Deportiva, Fernando Fra, ofreció a la patrona la camiseta de esta temporada, «que este año del centenario rinde homenaje a nuestros mineros y al carbón», y el capitán y recién nombrado hijo adoptivo del Bierzo, Yuri de Souza, «nuestra herramienta de trabajo, un balón en torno al cual gira nuestra labor y nuestros sueños».

«Nosotros, desde la Deportiva, estamos dispuestos a darlo todo para ofreceros la felicidad que nos depara el fútbol. Contamos con vosotros para que, como siempre, El Toralín sea la casa de todos los bercianos. Muchas gracias por el apoyo de todos estos años», señaló Fernández Nieto que concluyó con el ya tradicional «¡ viva la Virgen de la Encina, viva el Bierzo!».