fiesta, fiesta y más fiesta

La vallisoletana Lucía Miranda realiza una inmersión en el ecosistema de la educación secundaria pública y se adentra en el funcionamiento de las aulas con su nuevo montaje que llega al Teatro Bergidum de Ponferrada el día 8 de noviembre

fiesta, fiesta y más fiesta
ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Al frente de su compañía 'The Cross Border Projet' la vallisoletana Lucía Miranda aborda en 'Fiesta, Fiesta, Fiesta' ofrece una radiografía del sistema educativo público y se adentra en el funcionamiento de las aulas de enseñanza secundaria, con toda su diversidad y complejidad. La función, incluida en el programa de la Red de Teatros de Castilla y León, se presenta en el Bergidum el próximo jueves, 8 de noviembre, a las 21.00 horas para el público en general y a las 10.00 horas en una sesión dirigida a estudiantes de ESO y bachillerato.

Lucía Miranda ha dejado de ser la joven promesa de la escena regional para convertirse en magnífica representante de una nueva generación de dramaturgas españolas y seguramente la más destacada representante del llamado teatro comunitario o aplicado, cuyo objetivo es visibilizar conflictos sociales y propiciar la integración de colectivos marginados. Formada en la Universidad de Nueva York con una beca Fullbright, desde que regresó a España el caballo de batalla de Lucía es intentar clarificar a las instituciones en qué consiste exactamente eso del teatro aplicado a fin de ganárselas para la causa.

Esta pieza se le ocurrió al volver de Nueva York y comprobrar que nuestras aulas se parecían cada vez más a aquellas: una diversidad cultural inmensa sentada en los pupitres. Está escrita gracias al Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales del INAEM y mediante la técnica verbatim en la que el texto se monta a través de palabras de personas reales transcritas por un dramaturgo durante una proceso de investigación. Durante la primavera de 2016 Lucía Miranda entrevistó a profesores, personal no docente, madres y alumnos de un instituto de secundaria y realizó con estos últimos un taller de teatro documental. Siguiendo los deseos de los entrevistados cambió todos los nombres originales y las localizaciones para mantener su anonimato en la pieza. Aproximadamente el 95% del texto es una transcripción directa de esas entrevistas, el 5% está ficcionado o dialogado en base a las historias que le contaron.

La función transcurre en un instituto de enseñanza media y ahonda en los problemas e inquietudes de siete jóvenes cuyo origen familiar se sitúa en lugares como Iberoamérica, Europa, África o Asia y de las dificultades del mundo adulto que los rodea. «En el aula hay un porcentaje de diversidad cultural amplio, y más en los institutos públicos, y se habla poco de toda la serie de conflictos que ello conlleva: un racismo por las nubes, incluso hacia el español; los problemas del profesorado para lidiar con la islamofobia o el trato a una comunidad musulmana a la que no se sabe si prohibir el uso del velo o no», dice Miranda.

Una inmersión en el ecosistema de la educación secundaria pública. Un conflicto que ocurre cada día y no lo hablamos. Una obra que habla de la educación, de la adolescencia, de la inmigración y sobre todo, de la identidad individual y colectiva. ¿De qué estamos hechos? ¿de qué somos?

Contenido Patrocinado

Fotos