El alcalde presentó las obras de soterramiento de la línea de alta tensión que sobrevuela el barrio de Cuatrovientos.

Ponferrada soterra con 2,5 millones la línea de alta tensión que atraviesa el barrio de Cuatrovientos

El alcalde avanza que los trabajos «van a permitir a futuro el soterramiento de otras dos líneas» del tendido a Carballeda y O Barco / Anuncia que a finales de año se abrirán al tráfico los cuatro carriles de la avenida de Milán una vez que concluya la obra civil

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, presentó este miércoles las obras de soterramiento de la línea de alta tensión de 132 kilovoltios, propiedad de la compañía Unión Fenosa, que atraviesa el barrio de Cuatrovientos y que llega hasta los terrenos del Centro Logístico (Cylog). Una obra «realmente importante y de enjundia», destacó Ramón, que cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros y que permitirá enterrar 2,8 kilómetros de instalación que tiene su origen en la subestación situada en Monte Medulio, en la avenida de Asturias, y cuyo destino final es Carucedo.

El primer edil, que estuvo acompañado por los concejales de Infraestructuras y Sostenibilidad Medioambiental, Carmen Doel y Pedro Fernández, valoró la mejora que supondrá este actuación para toda la zona ya que «transcurre por suelo urbano y urbanizable» y pasa por encima de espacios tan significativos como el centro de salud y las instalaciones deportivas de Cuatrovientos, el Cylog y la terminal de mercancías. «La actuación que se hace va a ser de mejora urbanística y también de salud al final, importante en el barrio de Cuatrovientos», destacó

Las obras, proyectadas por Fenosa y que ejecuta la empresa Semi, arrancan en la subestación por Monte Medulio y atraviesan la calle Amsterdam y la avenida de Milán para finalizar en los terrenos del Centro Logístico (Cylog) de la capital berciana.

Los trabajos «van a permitir a futuro el soterramiento de otras dos líneas», avanzó el regidor ponferradino. Se trata, concretamente del tendido de alta tensión Ponferrada-Carballeda y Ponferrada-O Barco. «De esta forma la empresa lo que hace es prepararse para que a futuro también pueda llevarse a cabo ese soterramiento», algo que para el alcalde «es una buena noticia» al considerar que ello supone que «hay voluntad de continuar».

Retirada de 14 columnas metálicas

Esta primera actuación impulsada por Unión Fenoas permitirá retirar un total de 14 columnas metálicas sobre las que se asienta el tendido de la línea. La empresa confía en que la obra civil se finalice a final de año y el soterramiento de la línea entorno al mes de marzo. «Creemos que es una actuación realmente notable», resaltó el regidor ponferradino.

Se trata de una intervención que se desarrolla de forma paralela a las obras que el equipo de gobierno del tripartito de Ponferrada ha impulsado en otros espacios de la ciudad como la mejora de accesos en el polígono industrial de La Llanada en Santo Tomás de las Ollas, la urbanizacion y peatonalización de la calle Real, la avenida de la Puebla, la rotonda de la avenida de Compostilla con Reino de León y «las que van a venir porque no tardaremos en ver el inicio de la mejora de las calles Embalse de Bárcena y Lago La Baña», avanzó Ramón.

«Vinimos, pusimos orden, solucionamos los principales problemas de la ciudad», resaltó el primer edil, como la mejora de la limpieza viaria y la recogida de residuos «y estamos ahora con todas estas obras en ese proceso de transformación radical de nuestro municipio», remachó.

«Consciente y sufridor» de los atascos

El regidor ponferradino avanzó que la conclusión de los trabajos correspondientes a la obra civil del soterramiento de la línea de alta tensión que atraviesa el barrio de Cuatrovientos permitirá abrir totalmente al tráfico a finales de año los cuatro carriles de la calzada, dos en cada sentido de circulación.

En este sentido, Olegario Ramón manifestó que es «consciente y sufridor porque soy usuario de la misma a diario» de los atascos que genera la actuación para la ciudadanía en una de las principales arterias de entrada a la ciudad.

«Son los peajes que tiene hacer actuaciones importante y de calado pero que la gente cuando ve el fin de las mismas yo creo que tiene esa paciencia y esa comprensión que agradecemos, por supuesto», concluyó.