Borrar
Imagen de uno de los cuatro cachorros de gato rescatados por los Bomberos de Ponferrada de un incendio en una casa en Fuentesnuevas. Bomberos Ponferrada
Los cuatro supervivientes de las llamas, en busca de hogar

Los cuatro supervivientes de las llamas, en busca de hogar

Peludines sin Suerte busca familias de acogida para Oli, Bufidos, Benji y Nico, los cachorros de gato restacados por los Bomberos de Ponferrada de un incendio que calcinó una casa deshabitada en Fuentesnuevas

Carmen Ramos y Ana Gago

Ponferrada

Lunes, 22 de abril 2024, 19:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un hogar para un nuevo futuro. La Asociación Peludines sin Suerte de Ponferrada buscará familias de acogida para Oli, Bufidos, Benji y Nico, los cuatro pequeños gatos que fueron rescatados este domingo 21 de abril por los Bomberos de Ponferrada cuando participaban en las labores de extinción de un incendio en una casa deshabitada situada en el número 26 de la calle Matarrasa en Fuentesnuevas.

La pericia de los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) permitió recuperar a los cuatro cachorros sanos y salvos de entre las llamas y ponerlos a disposición de la protectora de animales de la capital berciana.

Peludines sin Suerte buscará un nuevo hogar donde puedan recibir el calor y los cuidados que necesitan estos pequeños supervivientes, que este lunes 22 de abril han tenido su primera cita con el veterinario para que comprobara el estado en el que se encontraban y aportarles los cuidados necesarios antes de darlos en adopción.

Los cuatro cachorros de gato rescatados del fuego buscan un nuevo hogar. Bomberos Ponferrada
Imagen principal - Los cuatro cachorros de gato rescatados del fuego buscan un nuevo hogar.
Imagen secundaria 1 - Los cuatro cachorros de gato rescatados del fuego buscan un nuevo hogar.
Imagen secundaria 2 - Los cuatro cachorros de gato rescatados del fuego buscan un nuevo hogar.

A pesar de que «están bien», de momento los cachorros, de aproximadamente un mes de vida, pasarán el tiempo de cuarentena y desparasitación recibiendo el apoyo de los miembros de la asociación. Creen que todos ellos «son crías de una gata callejera que parió en la casa y después del incendio no los debió reconocer», según explicó la responsable de la protectora, Natalia Ramos.

Unos verdaderos supervivientes de un incendio del que se desconocen las causas y que no provocó daños personales pero que dejó la vivienda afectada totalmente destruida. Una destrucción entre la que se abrieron paso estos cuatro cachorros que ahora buscan una familia donde empezar su nueva vida. Aunque dos de ellos están ya reservados, las personas interesadas en adoptar pueden dirigirse al correo de la asociación apapeludinessinsuerte@gmailcom

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios