El portavoz municipal del PP, Marco Morala, junto a la concejala Lidia Coca. / César Sánchez

El PP critica el «absoluto aislamiento ferroviario» de Ponferrada tras la supresión del enlace con el AVE a Madrid

Morala reprocha al alcalde su «abandono de la defensa de los intereses de los ponferradinos»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, lamentó este miércoles el «absoluto aislamiento ferroviario» de la ciudad tras la supresión del tren provincial que permitía llegar a León para coger el AVE con destino a Madrid. Según el 'popular', esta situación «tiene un responsable principal, que es Pedro Sánchez, y otro por omisión acomodaticia, por entreguismo partidista y por abandono de la defensa de los intereses de los ponferradinos, que es el alcalde».

Al respecto, Morala recordó que, durante su etapa en la oposición, los socialistas de Ponferrada buscaban el apoyo sindical para manifestarse pidiendo más trenes y más frecuencias. «Se han olvidado ahora de pedir que nos devuelvan al menos las que había», apuntó el portavoz de los 'populares', que recalcó que «lo que no puede ser es que se tarde muchísimo más, no haya viajes directos, se hayan reducido las frecuencias hacia Madrid, hacia Cataluña y hacia Galicia y aquí no pase nada».

En ese sentido, acusó a los responsables del PSOE local de «entregarse a la traición que el Gobierno socialista está cometiendo con el Bierzo y Ponferrada para seguir en las listas del año próximo». «Los sillones socialistas de algunos del Ayuntamiento salen muy caros a Ponferrada, los pagan a precio de abandono los ponferradinos», resumió el portavoz del PP, que echó en falta quejas por la subida de la luz, el aumento del desempleo, la falta de nuevas autovías, el cierre y derribo de las térmicas o la supresión de enlaces ferroviarios.

En la misma línea, apeló a un «mínimo de decencia» por parte de los responsables de las instituciones de la comarca para «convertirse en transmisores, ya que no han sido impulsores, de la justa reivindicación de recuperar las frecuencias que teníamos y de reducir el tiempo de viaje como estaba previsto en una hora a Madrid». «Se hizo fotos el alcalde con los responsables ferroviarios y de Fomento, ahora vemos que el resultado ha sido callar y aceptar que los ponferradinos seamos ciudadanos de cuarta categoría», lamentó.