Imagen del depósito recuperado en la localidad de Orbanajo.

La Concejalía de Medio Rural de Ponferrada en colaboración con vecinos y voluntarios recupera el depósito y el horno de la localidad de Orbanajo.

El Ayuntamiento valora la implicación y el espíritu colaborativo de los habitantes de los pueblos para recuperar su patrimonio

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Concejalía de Medio Rural de Ponferrada en colaboración con la asociación Proyecto Orbajano han llevado a cabo las obras de restauración del depósito y horno comunal de la localidad de Orbanajo.

Con los materiales proporcionados por el Ayuntamiento y gracias a la implicación de vecinos y voluntarios del colectivo, entre ellos su responsable, Pablo Ovalle, se ha acometido una metamorfosis total de ambos inmuebles «no sólo limpiando y saneando el depósito de agua, sino dándole una estética muy atractiva, proporcionando su uso como punto de información/ tablón de anuncios y con muchos detalles que demuestran un gran cariño por su localidad», explicaron desde el área que dirige el concejal Iván Alonso. «Como ejemplo el uso del rebosadero como fuente musical, que transforma ese espacio, anteriormente degradado, en amable y bello», subrayaron.

Uso del rebosadero como fuente musical.

Junto con esta reparación, los vecinos han recuperado también el horno comunal situado en las inmediaciones que se encontraba en estado de deterioro y en el se ha realizado una actuación completa para su rehabilitación.

Desde la Concejalía de Medio Rural agradecen el trabajo realizdo por los voluntarios y al pueblo de Orbanajo. «Éste es el espíritu que debe reinar en nuestros pueblos», destacaron. Reconocen que «no siempre la administración puede llegar y acometer estas pequeñas-grandes obras y es este espíritu colaborativo, que desde nuestra concejalía llevamos impulsando en nuestras localidades, con obras colaborativas (en obras en localidades como Villar de los Barrios, Montes de Valdueza, San Adrián de Valdueza, San Lorenzo del Bierzo…, hace a nuestros pueblos grandes», recalcaron. El Ayuntamiento tiene claro que «cuidando los detalles de los pueblos, podemos ayudar a que la situación de abandono y despoblación, que han soportado desde hace décadas, se revierta».