Comerciantes de Camino de Santiago protestan para exigir al Ayuntamiento que aplace al 15 de enero el inicio de las obras

Concentración de protesta de comerciantes de la calle Camino de Santiago de Ponferrada./Carmen Ramos
Concentración de protesta de comerciantes de la calle Camino de Santiago de Ponferrada. / Carmen Ramos

Solicitan una reunión con el equipo de gobierno de Ponferrada porque la ejecución de la segunda fase de urbanización les echa por tierra la campaña de Navidad y rebajas que supone casi el 50% de ventas del año

CARMEN RAMOS Ponferrada

Más de medio centenar de comerciantes de la calle Camino de Santiago de Ponferrada se concentraron en la mañana de este martes para manifestar su «disconformidad» con las fechas elegidas por el Ayuntamiento para iniciar la segunda fase de las obras de remodelación del vial coincidiendo con la campaña de Navidad. Entienden que de no haber arrancado los trabajos hace meses se debería haber esperado a hacerlo el 15 de enero una vez pasada la campaña de Navidad y la primera semana de rebajas «para afectar mucho menos a unos comercios que ya de por sí viven un momento muy delicado», indicó su portavoz, Paco Cebrián.

Los comerciantes, que no forman parte de la Asociación de Comercio Urbano Templarium, consideran que la ejecución en estas fechas de los trabajos les echa por tierra un periodo comercial que «supone muchas veces casi un 50% de nuestras ventas del año» por lo que creen que esta decisión pueda suponer nuevos «algún cierre más a las ya decenas que ha sufrido la ciudad en los últimos años», tal y como ocurrió también durante las obras del primer tramo de la calle «comenzadas el año pasado también sobre estas fechas y que se realizaron con una lentitud desesperante retrasando la inauguración hasta prácticamente el comienzo del verano», explicó Cebrián.

Lamentan, asimimismo, la «poca sensibilidad y diligencia» del equipo de gobierno «al no haber informado y consultado a los más afectados para cometer el mismo error y comenzar las obras en la peor de las fechas posibles», señaló su portavoz. Los comerciantes se sienten especialmente molestos por el hecho de que desde el Ayuntamiento se promuevan unas obras para ayudar al pequeño comercio de la ciudad «cuando una vez más serán otros los beneficiados por decisiones políticas que jamás nos permiten competir en igualdad de condiciones» en clara referencia al Centro Comercial El Rosal.

«Nos nos valen excusas ni justificaciones varias», recalcó el portavoz de los comerciantes que no dudó en reclamar que se paralicen las obras y se aplace la fecha inicio al mes de enero «porque sabemos que las administraciones cuando quieren pueden» y piden al equipo de gobierno que «si tiene un poco de sensibilidad y de empatía con quienes les pagan el sueldo que paren estas máquinas, detengan las obras y déjennos trabajar en paz cuando más lo necesitamos», subrayó Cebrián.

Los comerciantes solicitan una reunión con el Ayuntamiento para trasladarle que atiendan su petición porque entienden que se trata de una reivindicación «de sentido común».

 

Fotos