El director general de Ciuden, Arsenio Terrón (C), junto al director de la Uned de Ponferrada, Jorge Vega (I) y la presidenta del IEB, Patricia Pérez, en la presentación. / César Sánchez

Ciuden crea un catálogo del patrimonio cultural e industrial del Bierzo con cerca de 1.500 elementos

La iniciativa cuenta con la colaboración de la Uned de Ponferrada y del Instituto de Estudios Bercianos

D. ÁLVAREZ Ponferrada

El director general de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), Arsenio Terrón, presentó este jueves a los alcaldes de los municipios bercianos la nueva herramienta de gestión del patrimonio cultural e industrial de la zona, en cuya elaboración colaboraron tanto la Uned de Ponferrada como el Instituto de Estudios Bercianos (IEB). El catálogo cuenta con cerca de 1.500 elementos ya identificados y pretende servir como «palanca de desarrollo económico del territorio» al reunir en un único lugar toda la información sobre los recursos de interés cultural y turístico de la zona.

En ese sentido, la herramienta se pondrá a disposición de todos los municipios de la comarca con la intención de «sumar actores» y de hacer partícipes a otras instituciones como las juntas vecinales en el crecimiento de la base de datos. De cara al futuro, el catálogo pretende hacerse extensible también a otros territorios cercanos, como las comarcas de Laciana, La Cabrera, La Cepeda o La Maragatería.

Partiendo de los datos históricos recopilados en su día por Ciuden, el catálogo se enriquece a través d ella conexión con la información que aportan las otras dos entidades colaboradoras. Al respecto, el director de la Uned de Ponferrada, Jorge Vega, recordó que la institución académica cuenta con una amplia experiencia en la elaboración de este tipo de repositorios de contenido digitales.

En esa línea, recordó que la plataforma tecnológica operada desde el centro asociado de la capital berciana pone al alcance de 450.000 usuarios más de 100.000 objetos digitales en distintos catálogos «abiertos e interoperables», como el elaborado en la Tebaida Berciana, que cuenta con más de 1.000 recursos inventariados o el catálogo del patrimonio inmaterial de la comarca que se está llevando a cabo de la mano del IEB. El objetivo de todas estas acciones, explicó Vega, es impulsar la transferencia de conocimiento para fomentar la puesta en valor del territorio mediante «un producto útil para la sociedad».

Por su parte la presidenta del IEB, Patricia Pérez, recalcó que «tener un inventario implica tener algo vivo» y reclamó que las administraciones locales se impliquen en la actualización constante de la base de datos para facilitar la conservación de los bienes patrimoniales que la integran. «Vamos a generar no sólo recursos culturales sino también recursos económicos para nuestra tierra», destacó Pérez.