El presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga. / César Sánchez

CHMS se desliga del caso de la marihuana en el poblado de Bárcena y aclara que se produjo en una vivienda ocupada «por una familiar» de una trabajadora jubilada

El presidente de la Confederación del Miño-Sil ha explicado que se ha iniciado «el trámite y el procedimiento para aclarar y en su caso desahuciar a esta persona que no tiene derecho, por muy familiar que sea, a ocupar esa vivienda»

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil se desvincula de la plantación de marihuana hallada en el poblado de Bárcena de Ponferrada, un caso que deja en manos de la acción «de la Justicia y de la Policía», según señaló su presidente, José Antonio Quiroga, y asegura que se produjo en una vivienda ocupada por familiares de una trabajadora que ya está jubilada. «Claramente es un tema judicial y policial en el que la Confederación nada puede decir mientras no se aclaren esos aspectos judiciales y policiales», remachó en declaraciones a elbierzonoticias.

Quiroga explicó que el caso que se cerró con la detención de dos personas, la incautación de una plantación de 102 plantas de marihuana y diversos utensilios para el cultivo de la droga «afecta a una vivienda del poblado de Bárcena que estuvo ocupada por una trabajadora hasta el 31 de diciembre de 2021 en el que se jubiló», si bien reconoce que «la ordenanza del propio poblado le permitía seis meses más». Asimismo, relató que una una vez la operaria «jubilada y aparentemente retirada del poblado» la vivienda «parece que pasa a ser ocupada por una familiar de esta antigua trabajadora de la Confederación».

El presidente del órganismo de cuenca avanzó, además, que transcurridos esos seis meses de margen desde la fecha en la que se hizo efectiva la jubilación de la trabajadora la CHMS «inicia el trámite y el procedimiento para aclarar y en su caso desahuciar a esta persona que no tiene derecho, por muy familiar que sea, a ocupar esa vivienda».

Cabe recordar que las detenciones se produjeron el pasado día 19 de octubre en una operación llevada a cabo por agentes del equipo de la Policía Judicial de la Benemérita de la capital berciana que llevaron a cabo una diligencia de entrada y registro por un caso relacionado con el cultivo de droga en uno de los inmuebles de la delegación berciana de la Confederación ocupados por trabajadores del organismo de cuenca.

En el registro de la vivienda los agentes de la Guardia Civil se incautaron de cerca de 102 plantas de marihuana y un kilo de la misma ya seca. En la misma operación fueron intervenidos también diversos útiles destinados al cultivo de la misma droga, según confirmó la Subdelegación del Gobierno en León.