El delegado diocesano de Cáritas Diocesana de Astorga, Francisco Turrado (I), junto al consiliario de Cáritas interparroquial de Ponferrada, José Antonio Prada (D), durante la presentación de la memoria de Cáritas Diocesana de Astorga correspondiente al año 2020. / César Sánchez

Cáritas Diocesana de Astorga incrementa un 79% los recursos invertidos en atender a familias a lo largo de 2020

La memoria de la entidad refleja un aumento tanto en el número de socios como en el de donantes

ICAL Ponferrada

Cáritas Diocesana de Astorga atendió el año pasado a un total de 3.077 personas en sus centros de acogida a familias, un 8,3 por ciento más que en 2019, y dedicó a estos programas un total de 233.537 euros, un 79 por ciento más que en el ejercicio anterior, según explicó el delegado diocesano, Francisco Turrado. La memoria de 2020 de la entidad también refleja un importante aumento en el número de socios, que han pasado de 300 a 450, así como en el número de donantes, que se incrementaron hasta los 600.

Según explicó Turrado, la reducción de la movilidad asociada a las restricciones aprobadas para hacer frente a la pandemia provocó un descenso de usuarios en los centros residenciales destinados a las personas sin hogar, donde se atendieron a 266 usuarios, así como en los programas orientados a la infancia y a la mujer, que vieron reducirse el número de participantes a 117 en el primer caso y a 141 en el segundo.

En cuanto a los sectores más afectados por el impacto de la pandemia, Turrado explicó que el mayor número de solicitantes de ayuda proviene del sector servicios, del trabajo autónomo o de entornos como la venta ambulante y la economía sumergida. En total, Cáritas Diocesana de Astorga dedicó a la campaña de emergencia COVID-19 un importe cercano a los 94.000 euros, con una media mensual de más de 240 familias atendidas.

Por lo que respecta a su adscripción geográfica, el consiliario de Cáritas Interparroquial de Ponferrada, José Antonio Prada, explicó que la capital berciana es el entrono más afectado, con 510 familias atendidas a lo largo de 2020. En lo que va de año, Cáritas Ponferrada ya ha prestado atención a unas 390 familias, explicó Prada.

En lo referente al empleo y los itinerarios de inserción, la entidad destinó más de 80.000 euros a trabajar con un total de 319 personas. Al respecto, Prada lamentó el impacto de la pandemia en sectores como la limpieza o la hostelería, donde se insertaban muchos de estos usuarios.