La campaña para controlar el uso del cinturón de seguridad en Ponferrada se cierra con un centenar de denuncias

Una conductora se coloca el cinturón de seguridad. /
Una conductora se coloca el cinturón de seguridad.

Los conductores acumulan la práctica totalidad de las sanciones

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La campaña de la Policía Municipal de Ponferrada, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), para controlar el uso del cinturón de seguridad entre los conductores de la ciudad se cerró con un centenar de denuncias, 93 correspondientes a personas que iban al volante y siete al resto de ocupantes, entre los cerca de 1.000 vehículos controlados por los agentes.

Además, según informaron fuentes de la Policía Local, del total de 11 controles de alcoholemia practicados el pasado fin de semana, una persona dio resultado positivo y se sometió a un juicio rápido por un presunto delito contra la seguridad vial, tras la instrucción de las correspondientes diligencias judiciales. Aún en relación al tráfico, las calles de la ciudad fueron escenario, entre el viernes y el domingo, de once accidentes, aunque en ninguno de ellos hubo que lamentar la existencia de heridos.

Vigilancia en las zonas de ocio

Por otro lado, la especial vigilancia que la Policía Local presta a las principales zonas de ocio de la ciudad durante el fin de semana se cerró con nueve personas denunciadas por practicar 'botellón', dos más a las que se incautaron sustancias estupefacientes y una última a la que se denunció por orinar en la calle.

En cuanto a los locales, un establecimiento recibió una denuncia por infringir su horario de cierre, otro por no presentar la licencia de apertura y un tercero por «obstruir deliberadamente» la inspección reglamentaria, negando el acceso a los agentes.