Plano de la ciudad con la ZBE.

PP y USE califican de «electoralista» la decisión de retrasar la implantación de la Zona de Bajas Emisiones

Critican la «opacidad» e «improvisación» del equipo de gobierno con respecto a esta medida

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, lamentó hoy la «opacidad» del Ayuntamiento respecto a la implantación de una zona de bajas emisiones (ZBE) en el centro de la ciudad. «Falta mucha explicación con la ZBE para que los ciudadanos entiendan la decisión municipal adoptada y sus vaivenes», señaló el portavoz de los 'populares', que exigió al alcalde, Olegario Ramón, que apueste por «decir la verdad a los ciudadanos ante la restricción de movilidad que esa medida implicará».

En ese sentido, Morala consideró que «ha faltado mucha pedagogía por parte del equipo de gobierno para explicar el alcance de la medida y la zona afectada». Los 'populares' criticaron la «improvisación» de los responsables del Consistorio después del anuncio de que la medida no estará lista para su implantación a principios del próximo año, como se había anunciado inicialmente, y atribuyeron el retraso a la intención de «evitar el impacto electoral» de las restricciones de circulación que implica la ZBE.

Igualmente, recalcaron que «ninguno de los medidores de contaminación da problemas importantes en la ciudad» y advirtieron de que los responsables municipales «no han encontrado ni de lejos el punto medio entre la preservación del medio ambiente y las necesidades de movilidad en una ciudad como Ponferrada, con un centro tan visitado por vecinos de otros lugares del municipio y por muchos bercianos».

«Mentir sin tregua»

Por su parte, la concejal de USE Bierzo Cristina López Voces coincidió al señalar como «electoralista» el aplazamiento de la implantación de la ZBE por «problemas de suministro». «Todo el mundo sabe que se trata de aplazar a después de los comicios municipales lo que Olegario Ramón sabe que le puede causar un problema», subrayó la edil, que acusó al equipo de gobierno local de «mentir sin tregua y hacer trampas hasta jugando al solitario».