Borrar
Nido de avispa velutina inactivo en el paseo del Sil en Ponferrada. César Sánchez
Los bomberos de Ponferrada retiran 174 nidos de velutina en 2023

Los bomberos de Ponferrada retiran 174 nidos de velutina en 2023

La caída de las hojas de los árboles ha dejado visibles nidos que en la actualidad están «inactivos o con actividad muy baja»

Esther Jiménez

Ponferrada

Miércoles, 6 de diciembre 2023, 09:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El final del otoño, con la caída de las hojas de los árboles, ha dejado a la vista nidos de avispa velutina que, en muchos casos, despiertan la alarma entre los ciudadanos. El municipio de Ponferrada aglutina un gran número de ellos, sobre todo en la zona de la ribera del río Sil, aunque la especie ya está extendida por toda la comarca del Bierzo.

De hecho, los bomberos de Ponferrada han realizado a lo largo de este año 174 intervenciones relacionadas con la conocida como avispa asiática, cuyos nidos no en todos los casos se llegan a eliminar. Lo han hecho en toda la comarca, aunque fuera del ámbito municipal, de forma puntual y solo en zonas de riesgo. «Realmente para la población lo que nos debiera preocupar son los nidos que nos pueden afectar en el ámbito urbano en zonas donde hay mucha actividad, pero estar quitando los nidos en el ámbito forestal es muy complejo, porque hay zonas que son de accesibilidad muy difícil», explica el jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la capital berciana, Olivier Bao.

Protocolo de actuación

Lo primero que tienen que hacer los bomberos, como indica Bao, es comprobar que es velutina. Después, si está al alcance de los medios de los que disponen los bomberos, «con una pértiga insertamos un dardo dentro del nido con un veneno que no causa daño al medio ambiente. El nido ni se entera de que lo hemos puesto allí y en un par de días todos los miembros se ven afectados y queda aniquilado», asegura.

Si el nido está en una zona accesible lo retiran, si no lo dejan, aunque siempre que pueden lo hacen para que se reduzca riesgo de contaminación del medio ambiente y para no recibir más alertas sobre el mismo nido, ya que «el problema que tenemos cuando no lo retiramos es que sobre el mismo nido podemos recibir hasta 30 alertas», indica Bao. Y aunque no se eliminen, no existe peligro y menos en la actualidad puesto que «están prácticamente sin actividad, están en su fase final porque con el frío se mueren los ejemplares y solo queda la reina», que se va a otro lugar más protegido «y para el año que viene de ahí saldrán nuevos enjambres», pero en ningún caso vuelven a utilizar el mismo nido.

Aún así, para el próximo año los bomberos confían en poder mejorar la dotación de material para poder eliminar cualquier tipo de nido independientemente de donde esté, «pero es un tema que está evolucionando a nivel nacional y al final tenemos que ir copiando de otras regiones».

Nido de avispa velutina en Ponferrada.
Nido de avispa velutina en Ponferrada. César Sánchez

¿Existe riesgo para la población?

Desde que se ha oído hablar sobre la velutina, siempre hemos escuchado que es muy peligrosa para el ser humano pero, según el jefe de bomberos, «no tiene más riesgo que cualquier otra especie, su veneno es muy similar al de cualquier otra avispa, no son más agresivas que otras especies, incluso hay algunas que son más agresivas que la velutina».

Y es que si nos pican llegaremos a tener dolor, inflamación en la zona afectada, mucho picor pero como con cualquier otra avispa. «El riesgo está en si somos alérgicos y si nos pican en aparato respiratorio porque esa inflamación puede afectar a nuestras vías respiratorias y obstruirlas, igual que nos pasaría con cualquier otra», añade.

En ese sentido, Olivier Bao asegura que en muchos casos los ciudadanos han confundido la velutina con el avispón europeo, «que es de tamaño incluso más grande que la velutina, y quieren que lo eliminemos, nosotros nos negamos porque precisamente en cierto modo pelean entre ellas o se disputan el ámbito geográfico, luego si le dejamos campo libre crecen con más rapidez todavía».

Por ello, lanza un mensaje de tranquilidad a la población, «sabemos que ahora se están viendo muchísimos nidos pero están llegando al final de su vida, o ya han llegado, son nidos que los ejemplares se mueren, con lo cual ahora mismo no tienen actividad y si la tienen la tienen muy baja, ahora no resulta rentable eliminarlos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios