Balance del año

USE Bierzo propone un plan de desarrollo comarcal que sume las potencialidades de los 38 municipios de la comarca

El grupo municipal de USE Bierzo, con Samuel Folgueral a la cabeza, hace balance de 2018 en un desayuno informativo para despedir el año./Céssar Sánchez
El grupo municipal de USE Bierzo, con Samuel Folgueral a la cabeza, hace balance de 2018 en un desayuno informativo para despedir el año. / Céssar Sánchez

La formación dirigida por el exalcalde Folgueral califica el 2018 como «el año de la broma pesada» en Ponferrada

D. ÁLVAREZ Ponferrada

El portavoz de USE Bierzo y exalcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, hizo hoy balance del curso político de 2018, un periodo que definió como «el año de la broma pesada» en la capital berciana. «No sé si alguien podrá resaltar alguna buena noticia», lamentó Folgueral, que propuso de cara a 2019 la elaboración de un plan de desarrollo comarcal, que sume las «potencialidades» de los 38 municipios de la comarca en materia de desarrollo y creación de empleo.

En ese sentido, Folgueral apostó porque los distintos ayuntamientos bercianos dejen de competir entre ellos y «remen todos en el mismo sentido». «Necesitamos creer en la planificación conjunta como el mejor instrumento para revertir la situación actual», aseguró. Igualmente, Folgueral reiteró que las expectativas de la formación pasan por ampliar su representación en otros municipios, más allá de la capital comarcal, con el objetivo de llegar «a todo el Bierzo».

A la hora de hacer balance de la actividad del Consistorio ponferradino en el último año, el exregidor lamentó que ninguno de los grandes proyectos del mandato, entre los que citó el Cylog, el paseo del río Sil o el edificio de usos múltiples sanitarios, haya salido adelante. «No se ha concretado nada y se ha funcionado a golpe de ocurrencia», señaló.

En la misma línea, criticó que el Ayuntamiento vaya a cerrar su segundo año consecutivo sin presupuesto y lamentó que «el PP hace pagar a la ciudadanía la soledad de su alcaldesa». Al respecto, indicó que «la única buena noticia» de este año fue el acuerdo de cinco grupos políticos para destinar a obras el dinero de los remanentes de tesorería del anterior ejercicio.

En clave supramunicipal, Folgueral reprochó al Consejo Comarcal que se haya «vaciado de credibilidad y propuestas» y que su acción se haya «limitado a aprobar mociones», en un ejercicio que calificó como «voluntarismo». Además, lamentó la «puñalada» que supone para el territorio el cierre de las minas y de la central térmica de Compostilla y exigió a las administraciones superiores la misma «diligencia» a la hora de buscar soluciones que se mostró en casos como el de Vestas o tras el incendio de la nave de Embutidos Rodríguez en León.

«En el Bierzo no notamos esa cercanía», aseguró Folgueral, que se refirió a la comarca como «un hijo malnutrido y harapiento al que hay que ayudar». «Esto no es una transición justa, es una introducción en la máquina del tiempo para volver a finales del siglo XIX», explicó.

Propuestas de futuro

Además de hacer balance del último año, Folgueral expuso las líneas maestras de la estrategia de USE Bierzo de cara al próximo curso. En esa línea, la formación apostó por «recuperar la iniciativa energética de la mano de un carbón sostenible que sea declarado reserva estratégica comunitaria por parte de la UE». Al mismo timepo, la formación exigirá un «compromiso con el territorio» en la nueva etapa de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden).

Por otro lado, USE reclamará la necesidad de mejorar las conexiones de alta capacidad como la autovía A-76 o el ramal del Corredor Atlántico, así como la conveniencia de implantar un «gran plan de reindustrialización del Bierzo» que ayude al efecto motor de sectores como la agroalimentación o el turismo. «Tenemos que ser capaces de generar expectativas para retener el talento joven», resumió el exalcalde, que destacó el papel de la formación en esta materia, a través de la activación de nuevas titulaciones, tanto universitarias como de formación profesional.