Kiosko cerrado en el barrio del Temple de Ponferrada.

USE Bierzo propone dedicar los kioskos abandonados de Ponferrada a la atención al turista y al peregrino

Lamentan la «imagen francamente triste» que transmiten estas estructuras sin uso

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El grupo municipal de USE Bierzo insta al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ponferrada a dar una utilidad turística a los kioskos abandonados de la ciudad reconvirtiéndolos en puntos de atención al visitante y al peregrino.

«A través de talleres de autoempleo o de convenios con entidades como la Once varios kioskos podrían ser reabiertos creando o fijando algún puesto de trabajo, lo que además mejoraría notablemente el aspecto de la zona a la que daban servicio», señalaron.

En ese sentido, lamentaron que los kioskos sin uso en zonas con una notable circulación de personas, como las plazas de Lazúrtegui o del Ayuntamiento, ofrecen «una imagen francamente triste» de la ciudad.

«Aún entendiendo que la venta de prensa en papel no puede ser la única actividad de un kiosko a día de hoy, creemos conveniente un estudio acerca de las posibles utilidades de este tipo de estructuras», concluyeron los representantes de USE.