Samuel Folgueral, portavoz de USE Bierzo, en una rueda de prensa.

USE Bierzo dice «basta ya» al «abandono» del municipio por parte del tripartito

La formación que lidera Samuel Folgueral asegura que Ponferrada está «más sucia, abandonada, descuidada y vacía que nunca»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

USE Bierzo ha dicho «basta ya» a la situación de «abandono» del municipio por parte del equipo de Gobierno de Ponferrada. En ese sentido, la formación aseguró que «ya está bien de llenar el álbum de fotos a costa del contribuyente y de dedicar el tiempo de un alcalde, que debería ser valioso, a babosear en las redes sociales».

De hecho, criticaron que el alcalde, en vez de preocuparse «por lo tarde que llegaron los medios de extinción a los incendios» que asolaban el municipio o por los destrozos del vendaval, «no tenía otra ocurrencia que hacer chascarrillos sobre la caída de árboles, demostrando de nuevo su ignorancia y total falta de educación».

La formación que lidera Samuel Folgueral insistió en que apear ejemplares sanos «no es lógico, como no es lógico privar al arbolado del tratamiento necesario». «Debemos preguntarnos si quizá su negligencia no dejó en pie árboles enfermos a la espera de que la naturaleza hiciera el trabajo del municipalizado Servicio de Parques y Jardines y taló los sanos como venganza personal. El riesgo en caso de vientos fuertes es el mismo que antes de la llegada del alcalde arboricida, y a este paso no nos queda más remedio que colegir que la verdadera desgracia es tener un regidor tan gafe y tan antiponferradino», apuntó.

Para USE Bierzo, Ponferrada «está más sucia, abandonada, descuidada y vacía que nunca», en parte, según la formación, a circunstancias externas, pero también «se puede afirmar que hay una desgracia evitable: la continuidad en la alcaldía de Olegario Ramón». «Su desesperación por mantenerse en el cargo al que llegó a base de puñaladas traperas le está costando al municipio millones de euros y años de progreso. Y, mientras tanto, no aparece ninguna solución», concluyó.